La Federación de Baloncesto Española tiene trazado el plan para continuar su imperio en las competencias internacionales, esta vez de la mano de un congoleño de 16 años. 

La FEB está haciendo las movidas para conseguir la nacionalización por carta de naturaleza de Yannick Nzosa, el joven prodigio que juega actualmente para el Unicaja y se proyecta como uno de los mejores prospectos del mundo. 

Nzosa, de 6-10 de estatura, es nacido y criado en Kinshasa, República Democrática del Congo, y creció jugando al fútbol antes que despertara su pasión por el baloncesto. Este año, en plena pandemia, Yannick firmó un contrato de cinco años con Unicaja de la Liga ACB de España. El acuerdo incluye una cláusula de alrededor de un millón de euros que le permitía irse a la NBA, lo cual se espera que ocurra en el 2022 cuando sea de los primeros jugadores seleccionados en el draft de ese año si continúa la trayectoria actual.

España ha nacionalizado jugadores de la NBA en el pasado, contando recientemente en sus filas con Serge Ibaka, también del Congo, y Nikola Mirotic, de Montenegro. Ambos serían cuadro regular y pieza importante en la gran mayoría de las selecciones nacionales del mundo, pero en con el quinteto español, venían del banco por la presencia de los hermanos Gasol. 

En septiembre, Nzosa debutó en la ACB. En 18 minutos, registró 10 puntos, lanzando perfecto de campo, con tres rebotes y dos tapones en la victoria por 81-78 sobre Andorra. El joven fenómeno se unió a Ricky Rubio y Luka Doncic como los únicos jugadores de 16 años en la historia de la liga que anotaron al menos 10 puntos en un partido. Dos días después, Nzosa hizo su debut en la EuroCup. El 11 de octubre, registró cuatro rebotes, cuatro tapones, tres asistencias, tres robos de balón y dos puntos en la victoria 71-66 sobre el Valencia, superando a Kristaps Porzingis como el jugador más joven en la historia de la liga con al menos cuatro tapones en un juego.

De lograr la nacionalización, España contaría con un pilar en su escuadra para agarrar el batón de los Gasol y el resto de la era de oro del baloncesto nacional. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*