¿Qué pasó?

Una masacre en la primera mitad llegó a ver a los Lakers con una ventaja de 30 puntos, la segunda ventaja más amplia en una primera mitad de un juego de serie final. El cambio lagunero en su cuadro regular, incluyendo al Bald Mamba— Alex Caruso— en lugar de Dwight Howard, le dio una necesaria inyección de energía, y el dúo dinámico hizo el resto. El Rey LeBron James con otro triple-doble, este de 28 puntos, 14 rebotes y 10 asistencias, encabezó la victoria de los Lakers 106-93 para alzarse con el campeonato número 17 en la historia de la franquicia. James fue nombrado el Jugador Más Valioso de la final, el cuarto de su ya legendaria carrera. Anthony Davis tiró un manjar defensivo que generó pánico en la ofensiva Heat y terminó con 19 puntos y 14 rebotes.

La celebración comienza en el medio de la cancha. [suministrada]

¿Qué fallo?

Después de ser el mejor equipo yendo al tiro libre y con el mejor porcentaje, el Heat tiró 38% en la primera mitad de la línea de los suspiros mientras la ventaja seguía acrecentando, en especial en un segundo periodo que culminó 36-16. En esa mortal primera mitad, los Lakers dominaron el Heat en puntos, rebotes ofensivos, rebotes defensivos, robos de balón, tapones, turnovers, porcentajes de campo y por cientos del tiro libre. 

¿Quién falló?

Después de una serie de ensueño hasta el quinto juego, Jimmy Butler se quedó sin gasolina, anotando solo 12 puntos y terminando con un negativo 18 en su tiempo en cancha. 

Lo próximo:

La NBA no descansa. Aunque aún sin fechas oficiales, aparte del draft que se celebrará el 18 de noviembre, ya la agencia libre empieza a sonar, con rumores de los planes de Anthony Davis, Brandon Ingram y otros. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*