¿Qué pasó?

En uno de los mejores juegos en la historia de las finales, el Heat aguantó todo golpe del Rey y su combo para extender la serie al  menos un juego más tras la victoria 111-108 el viernes en la noche. Jimmy Butler volvió a crecerse con 35 puntos, 12 rebotes, 11 asistencias, cinco robos de balón y un tapón. Butler se une a Magic Johnson, LeBron James, Larry Bird, Wilt Chamberlain y Draymond Green como los únicos jugadores en la historia con múltiples triple-dobles en una serie final. También se convierte en solo el cuarto jugador en promediar al menos 25 puntos y 10 asistencias en los primeros cinco juegos de una final. Se une a Magic Johnson (1987), Michael Jordan (1991) y LeBron James (2017). El francotirador Duncan Robinson también fue clave con 26 puntos, incluyendo de 13-7 de la línea de tres. Los Lakers desperdiciaron otra actuación legendaria de LeBron, quien terminó con 40 puntos en 71.4% de campo, 67% de tres y además 13 rebotes, siete asistencias y tres robos de balón. El Heat como equipo tiró de 22-21 del tiro libre y 42% de tres.

Jimmy Butler busca el canasto marcado por Dwight Howard durante su extraordinaria actuación. [suministrada]

¿Qué fallo?

En un juego tan cerrado, cada punto vale, y los Lakers en el tercer parcial hicieron tres jugadas erróneas poco comunes en la NBA. Primero una falta y el canasto de Butler que fue asignada como intencional. Luego del tiro libre, Robinson anotó un bombazo para la extraña jugada de seis puntos. También en dos jugadas diferentes el Heat anotó canastos de tres con falta que culminaron en jugadas de cuatro puntos. Los Lakers también perdieron la batalla de los turnovers al igual que los porcentajes de tres y del tiro libre. 

¿Quién falló?

Para toda la promo que reciben ‘Playoff Rondo’ y Kyle Kuzma, el armador y el alero terminaron con negativo 12 y negativo 17, respectivamente, en su tiempo en cancha. Rondo terminó tirando un impresionante 14% de campo.  

Lo próximo:

Oooootro juego más donde el Heat puede extender la serie a siete. Luego de cojear todo el partido, los ojos del mundo baloncelístico están sobre el talón de Anthony Davis. El domingo sigue la batalla campal. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*