Si usted fue uno de los que vio la forma tan devastadora en que el peso welter Janelson Figueroa Bocachica noqueó  en el primer asalto el miércoles al cotizado prospecto boricua Nicklaus Flaz en una transmisión por Showtime y exclamó ‘¡qué caballo!”, quizá deba saber que no está muy lejos de la realidad. 

Porque Janelson, nacido y radicado en Detroit de padres puertorriqueños, tiene profundas raíces en el hipismo. 

“Mi suegro, que murió hace unos años, fue el jockey Orlando Bocachica”, dijo Nelson Figueroa, padre y entrenador de Janelson. 

“Mi esposa, Janice Bocachica, es ponceña, y sus dos hermanos son los jockeys Arnaldo y Orlando, Jr.,” agregó. 

“Orlando sufrió una caída muy fea y está tratando de regresar ahora, pero Arnaldo, que está montando en Charles Town, West Virginia, ganó cinco carreras el jueves y debe estar primero en la estadística”. 

Pero el pedigrí deportivo de Janelson —cuyo nombre es una combinación de los nombres de sus padres— no se detiene ahí. 

Aquí el guanteo entre Janelson y Teófimo.

“Mi esposa también está emparentada con (el expelotero) Hiram Bocachica) y el ex jugador de baloncesto César Bocachica, aunque no tengamos contacto con ellos”, explicó Nelson. 

Natural de Carolina, donde por un tiempo entrenó, como peleador aficionado, con José Bonilla, Nelson se fue a vivir a Detroit hace 23 años, cuando él tenía precisamente 23 años. 

“Mis padres estaban separados y yo viví los primeros 16 años de mi vida en Carolina, con mi padre y mi madrastra”, explicó. “Pero a los 16 fui a Detroit y conocí por primera vez a mi madre, que vivía allá”. 

“Luego regresé a Puerto Rico, pero a los 23 años volví a Detroit y me quedé”. 

“Tuve que dejar el boxeo porque me lastimé la espalda y no podía correr ni dos millas”, dijo. 

En Detroit, donde Janelson nació hace 21 años, Nelson estuvo llevándolo a entrenar por un tiempo al legendario gimnasio Kronk, pero desde hace 12 años lo ha entrenado en el Downtown Boxing, en plena ciudad. 

“Es un gimnasio de un amigo… un gimnasio grande, que cuesta como $2 millones, pero donde yo puedo usarlo cuando quiera”, dijo. 

En el aficionismo, Janelson, de 5-10 de estatura, obtuvo numerosos logros, y, como profesional, estuvo ligado primero a la compañía promotora de Evander Holyfield y ahora está con la King Promotions, teniendo de manejador a David McWater, quien es también el manejador de Teófimo López. 

Y Janelson tiene también su historia con Teٕófimo, el invicto campeón peso ligero de la OMB de ascendencia hondureña que el 17 de octubre chocará en una pelea unificatoria con Vasyl Lomchenko: “Hay un vídeo que se puede ver en YouTube donde aparecen en un guanteo hace varios años, donde Janelson, que tenía 16 años, tiró a Teófimo, que tenía 18”. 

Finalmente, el miércoles pasado, en el Mohegan Sun de Uncasville, Connecticut, Janelson mejoró su marca a 16-0 con 11 nocauts al derribar tres veces y vencer en el primer asalto a Flaz, ahora 9-2 y siete, quien ganara la medalla de bronce por Puerto Rico en las 152 libras en los Centroamericanos de 2014. 

“Showtime lo quiere de regreso lo antes posible”, dijo su padre. “Quiere ponerlo en una pelea grande”. 

A la misma vez, “hay otras compañías grandes que ya están detrás de él, aunque todavía no podemos decir nada”. 

“Pero esperamos pelear otra vez dentro de poco y empezar a aparecer en los rankings después de una pelea o dos”. 

“Pero no hay prisa: él solo tiene 21 años”. 

“La gente dice que no es boricua, pero sí lo es”, agregó. “El habla español perfectamente, igual que el inglés, y vamos a Puerto Rico todo el tiempo… hasta dos y tres veces en un año”. 

Incluso, cuando tenía marca de 12-0, Janelson tuvo la única pelea que ha hecho en Puerto Rico, cuando noqueó en el primer asalto al dominicano Víctor Abreu el 19 de enero de 2019 en el Palacio de los Deportes de Mayagüez. 

“Sí, el otro muchacho no quiso pelear más y no salió al segundo asalto”, dijo su padre.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*