Después de tanto alardear y de atacar verbalmente al ucraniano Vasyl Lomachenko durante meses, Teófimo López logró cumplir su palabra y se apuntó una cómoda victoria por decisión unánime en la noche del sábado para convertirse en el campeón indisputado del peso ligero. 

El neoyorquino de ascendencia hondureña, desfavorecido 4-1 en las apuestas, mejoró su marca a 16-0 con 12 nocauts sobre Lomachenko (14-2 y 10), con tarjetas de 116-112 (Tim Cheatham), 119-109 (Julie Lederman) y 117-111 (Steve Wiesfeld), en el combate celebrado sin público en el MGM Grand de Las Vegas. 

Respetando el buen boxeo, velocidad de manos y pegada de López, de 23 años, quien lucía mucho más grande que él sobre el ring a pesar de solo llevarle una pulgada de ventaja en estatura (5-8 a 5-7), el zurdo Lomachenko, de 32, ganador de cetros mundiales en tres divisiones distintas y considerado por muchos como el mejor ‘libra por libra’ del mundo, apenas montó una ofensiva durante los primeros seis asaltos. 

A partir del séptimo sí empezó a presionar la pelea y conectó buenos golpes, provocando que la acción mejorara considerablemente en los próximos episodios, pero ya la ventaja de López era demasiado amplia y este terminó de rematar la pelea al conectar los mejores golpes en el episodio final. 

Después del encuentro, López explicó que la razón estratégica para su confianza frente a Lomachenko era su convicción de que podría dominarlo “si usaba mucho el jab y lo presionaba, sin dejar que se afincara, y cada vez que él atacaba, yo tenía algo para responderle”. 

Antes del último episodio, su padre y entrenador, también llamado Teófimo, le dijo que tenía la pelea asegurada y  que se dedicara a boxear en los tres minutos finales, pero el peleador admitió que no lo obedeció “porque soy un peleador”. 

“Además, yo no sabía cómo tendrían las tarjetas los jueces y no me quería confiar”, agregó López, quien adicionó los cetros del CMB, la AMB y la OMB al que ya tenía de la FIB. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*