Boricuas en Grandes Ligas: septiembre 14

Un repaso a los nuestros en la jornada del martes en MLB.

Sólido López ante los Bravos

Con siete entradas completas en las que su único desliz fue ante uno de los mejores bateadores de las Grandes Ligas, Jorge López se anotó el lunes su segunda victoria en el uniforme de los Orioles al vencer 14-1 a los Bravos de Atlanta. López (2-0, 5.23) permitió solo cinco hits, pero uno fue un jonrón solitario de Freddie Freeman en la sexta entrada para la única anotación que concedió. Otorgó dos bases por bolas y ponchó a tres. Por los Orioles, Andrew Velázquez se ponchó en dos turnos oficiales, pero se trabajó tres bases por bolas y anotó dos carreras. Batea .172.

Berríos permite una carrera

La Máquina no tuvo decisión en su salida del lunes contra los líderes Medias Blancas, dejando el partido empate a una carrera luego de haber lanzado cinco entradas completas. Le pegaron seis hits, regaló un boleto y ponchó a dos, y bajó su promedio de efectividad a 4.15. Finalmente los Medias Blancas se impusieron 3-1.

De 4-1 Machín

Vimael Machín defendió el tercer cojín por los Atléticos en el segundo juego de la doble cartelera contra los Marineros, y ligó un imparable en cuatro turnos, con una carrera anotada, en la victoria 9-0 de Oakland. Promedia .207.

Buen relevo de Claudio

El zurdo de los Cerveceros entró a relevar con dos fuera y dos en circulación en la quinta entrada y su equipo al frente 2-0 contra los Cardenales, y un hit dentro del cuadro hizo anotar a uno de los dos corredores que heredó antes de cerrar el inning sin otras complicaciones. Abrió la sexta y sacó los dos primeros outs antes de ser sustituido, por lo que lanzó una entrada completa, con un hit permitido, un ponche y un boleto gratis otorgado, pero sin carreras a su récord, por lo que bajó su promedio de efectividad a 4.11.

Descontrolado De León

José de León no ha podido establecerse en las Grandes Ligas, y una de las razones pudiera ser su inconsistencia. Mientras el pasado sábado lanzó dos entradas de relevo en las que permitió solo un hit y regaló un pasaporte, sin carreras, el lunes trajo el saco equivocado y de once lanzamientos que hizo contra los Piratas en el segundo juego del doble choque que ganaron los Rojos 9-4, ocho fueron bolas. El resultado fue que embasó a los dos bateadores que enfrentó en la quinta entrada y fue sustituido de inmediato. Como los corredores no anotaron, mantuvo su promedio de efectividad en 18.00.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*