Por primera vez en décadas, las finales en la Conferencia del Este no contarán con ninguno de los primeros dos equipos de temporada regular, ya que los Celtics pulsearon por siete partidos hasta vencer a los campeones Raptors de Toronto, segundos en la conferencia, y el Heat tuvo una sorpresiva victoria semifinal contra los Bucks de Milwaukee, poseedores del mejor récord en la liga, retirándolos de la burbuja de Orlando cuatro juegos a uno, después de haber barrido su primera ronda contra los Pacers. 

El Heat tendrá que cambiar la estrategia luego de enfocarse en el famoso wall para detener el paso del MVP Giannis Antetokounmpo a la pintura. Las estrellas de los Celtics sobresalen por su habilidad de crear ofensiva en el uno contra uno y son más que eficientes en su tiro a distancia. 

El joven de 22 años Jayson Tatum sigue con su carta de presentación esta postemporada con promedios de 25.3 puntos, 10 rebotes y cuatro asistencias, adicional a su impacto defensivo, sobresaliendo como uno de los mejores en las primeras dos rondas de postemporada según las estadísticas de avanzada en ese lado de la cancha. 

El Heat también tiene sus luceros juveniles en Bam Adebayo y Tyler Herro, aunque han dominado por lo balanceado de su ataque, siendo liderados en puntos en diferentes juegos en lo que va de postemporada por cinco jugadores distintos: el estelar Jimmy Butler, el francotirador Duncan Robinson, Bam, Herro y el armador Goran Dragic. El Dragón ha regresado al cuadro inicial luego de venir del banco durante la temporada y ha elevado sus promedios de 16 puntos, tres rebotes y cinco asistencias en la temporada regular a 21 puntos, cuatro rebotes y cinco asistencias en la postemporada. 

Los Celtics terminaron cuartos en ambos cualificación defensiva y ofensiva, lo cual los posiciona como uno de los favoritos al campeonato según la data histórica. El Heat culminó undécimo y séptimo, respectivamente, aunque ha elevado su nivel en la postemporada a sexto en ofensiva y tercero en defensa. 

Cuando el Miami Heat tome la cancha el martes en la noche para el primer partido de la serie, será el equipo más fresco después de un descanso de seis días entre series.

Boston ha sido de los mejores tres equipos defendiendo la línea de tres puntos en las siete temporadas de la era de Brad Stevens, un arma clave en el ataque del Heat, en especial por la presencia de Duncan Robinson, quien ha convertido su tiro a distancia en una de las amenazas más fuertes en la liga. 

Ambos equipos emplean la defensa de switch gracias a la presencia de jugadores como Adebayo por el Heat, quien tiene la habilidad de salir a defender en el perímetro, y Marcus Smart, por los Celtics, quien defiende en el poste bajo a jugadores mucho más altos. 

Ante toda la gama de talento estelar, Kemba Walker, Jaylen Brown, Tatum, Butler, Bam etc, el matchup más interesante se podría dar en el banquillo, ya que ambos Stevens y Erik Spoelstra son considerados de los mejores y más innovadores dirigentes en la liga. 

En su mejor versión, los Celtics son un equipo más potente, pero el Heat no le permitió al equipo y jugador más dominante de temporada regular llegar a su nivel óptimo en la serie semifinal. Debe ser una batalla campal de ajustes y reajustes. 

El mejor baloncesto acaba de llegar. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*