Boricuas en Grandes Ligas: septiembre 1

Un repaso a las actuaciones de los nuestros el martes en MLB.

Jonronean Lindor y el Bebo

Los Indios de Cleveland, que han estado viviendo del pitcheo, se destaparon con poder de largo metraje el martes disparando cuatro cuadrangulares entre sus 17 hits en el triunfo de 10-1 sobre los Reales. Y el primero fue de Paquito, uno de dos carreras en la misma primera entrada y que vino a ser su sexto de la temporada. Lindor bateó de 5-2 y tiene promedio de .270, con 17 carreras empujadas.

El primero del Bebo

Para Bebo Pérez se trató de su mejor noche ofensiva de la temporada, y en un buen momento. Antes del desafío del martes se había ido en blanco en sus últimos tres (de 7-0), pero con su cuadrangular y su doble en cuatro turnos subió su promedio a .170. Remolcó tres carreras y ahora tiene cinco.

De 6-3 Molina

El Marciano no se quedó atrás y fue parte del fiestón de imparables que desplegaron el martes los Cardenales en el partido contra Cincinnati, el que finalmente ganaron a son de 16-2. San Luis conectó 23 hits en el partido, y tres de ellos correspondieron a Molina, quien se fue de 6-3 y subió su promedio a .301. Además, remolcó su undécima carrera de la temporada.

Correa con 20 impulsadas

Con un sencillo al jardín izquierdo en la sexta entrada, Carlos Correa llegó a la veintena de carreras empujadas en lo que va de temporada, pero los Astros cayeron 6-5 ante los Vigilantes en 10 entradas. Se fue de 4-2 y aumentó su promedio a .292.

Regresa Edwin Ríos

El bateador zurdo de los Dodgers fue activado el martes de la lista de lesionados y llamado de inmediato a jugar la tercera base en sustitución del lastimado Justin Turner. Y aunque no logró hits en tres turnos, Ríos trajo una carrera a la goma con un bombo de sacrificio en la quinta entrada, su séptima carrera remolcada de la campaña. Batea .250. Kike Hernández también impulsó una carrera con un bombo de sacrificio en la quinta entrada, y también se fue de 3-0 (.208) en la victoria 6-3 de Los Angeles sobre Arizona.

La Ñapa

A los Yankees no les ha ido muy bien contra los Rays en esta temporada (2-7), en lo que se vislumbra como una lucha por el liderato de la División Este de la Liga Americana. Así que, si no les podemos ganar, al menos les pegamos, ¿no? Ese parece ser el pensamiento del dirigente de los Rays, Kevin Cash, luego de que el juego del martes terminara con un amague de pelea por un lanzamiento que el relevista Aroldis Chapman le hiciera al bateador Mike Brousseau per encima de la cabeza … a 101 millas por hora. A Cash no le gustó, y acusó a la dirección de los Yankees de estar estimulando a sus lanzadores a que les lancen a dar a los bateadores de Tampa Bay. Y al final de la conferencia de prensa del partido, ¿saben qué dijo? “Nosotros tenemos todo un establo de lanzadores que lanzan a 98 millas por hora”. El tercer juego de la serie será este miércoles a las 7:05, así que amárrese el cinturón.

Otra Ñapa

Marcell Ozuna, de los Bravos, quien disparó tres jonrones el martes en Boston, no fue el bateador más destacado de la jornada. Ese honor recayó en el jardinero de los Gigantes Alex Dickerson, quien se fue de 6-5, con tres jonrones, dos dobles, cinco anotadas y seis impulsadas en la victoria 23-5 sobre Colorado. San Francisco conectó 27 imparables, casi la misma cantidad de puntos que consiguieron los Nuggets.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*