La bomba que llevaba mucho tiempo haciendo tic toc finalmente parece haber explotado. 

De acuerdo a un artículo del reconocido periodista Dan Rafael, publicado por BoxingScene.com, Saúl ‘Canelo’ Alvarez presentó el martes una demanda por incumplimiento de contrato contra su promotor, Oscar de la Hoya y la empresa Golden Boy Promotions, así como contra la plataforma de transmisiones deportivas DAZN. 

La demanda, radicada en la Corte Central de Distrito Federal de California, es por $280 millones. 

Canelo (53-1-2 y 36 nocauts), reconocido ampliamente como la estrella más lucrativa del boxeo actual, no pelea desde que en noviembre de 2019 ganó el cetro semicompleto de la OMB al noquear a Sergey Kovalev para coronarse en su tercera categoría distinta, luego de haber firmado en octubre de 2018 un contrato de 11 peleas por $365 millones con DAZN, el cual le convirtió entonces en el atleta mejor pagado de la historia de los deportes. 

De acuerdo a ese contrato, DAZN le garantizaba a Canelo dos peleas al año por un mínimo de $35 millones por pelea. 

Pero debido a varias razones, incluyendo la pandemia del coronavirus, Golden Boy ni DAZN han podido garantizarle una pelea para este año, o lo han hecho ofreciéndole bolsas considerablemente menores que las garantizadas por el contrato original. 

La demanda es por incumplimiento de contrato, interferencia intencionada con un contrato, interferencia negligente con un contrato, fraude y incumplimiento de deberes fiduciarios en relación con el contrato. 

Además de los daños que alega haber sufrido, Canelo también está solicitando que se impongan sanciones a los incluidos en la demanda, el pago de los abogados y el costo de la demanda, “y que se determine judicialmente que Alvarez pueda pelear en carteleras presentadas por empresas que no sean Golden Boy y transmitidas por entidades que no sean DAZN”. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*