En la primera semana de octubre, el béisbol Doble A comenzará a dar pasos decisivos en torno a la celebración de su próximo torneo cuando se reúna su comité ejecutivo en las oficinas del organismo. 

“Ahí se tomarán unas decisiones, que serán preliminares hasta que no las avale después la matrícula completa”, dijo el presidente de la Federación de Béisbol, Dr. José Quiles. 

“Incluso deberemos tener una fecha preliminar para el inicio de la temporada, aunque la realidad es que todavía no sabemos cuándo se podrá jugar”. 

La temporada de 2020 comenzó el 16 de febrero pero se detuvo en marzo, al igual que el resto de la actividad deportiva del país, como consecuencia de la pandemia del coronavirus. 

La matrícula completa de los equipos deberá reunirse a fines de noviembre para tomar las decisiones finales, dijo el Dr. Quiles. 

Ya para entonces podría tenerse una idea más clara del panorama deportivo del país, ya que el gobierno autorizó el regreso del BSN bajo un sistema de jugar sin público y también parece inclinado a favorecer el regreso de la liga invernal, que debe comenzar su temporada el primero de diciembre. 

“Dios quiera que sea así y que les vaya bien”, dijo Quiles, quien, sin embargo, aseguró que no le concede credibilidad ni autoridad a la secretaria de Recreación y Deportes, Adriana Sánchez Parés. 

“Eso es así porque para ella el único deporte que existe parece ser el baloncesto, y es comprensible que sea porque ella es hija de un baloncelista (Mario Sánchez)”, dijo. 

“Y si al baloncesto le van a dar $4 millones para operar, vamos a ver si por lo menos sobra un poquito para el béisbol, el voleibol y los otros deportes”. 

“La única vez que yo acudí a ella fue a pedirle un dinero para poder dárselos a los jugadores, y su  reacción fue coger esa carta y dársela a un programa de deportes para que se burlaran de uno”, dijo. 

“Ella se cree que ella manda en el deporte, cuando la realidad es que solo manda en el DRD: la razón por la que nosotros detuvimos nuestra temporada fue por la condición de salud del país, no porque lo decida el gobierno, puesto que nosotros pertenecemos al Comité Olímpico y aquí existe la soberanía deportiva”. 

El gobierno, sin embargo, sí puede controlar la actividad deportiva al cerrar las instalaciones. 

“Vamos a ver si cuando haya un cambio de gobierno nombran al DRD a alguien que de verdad sepa de deportes”, agregó, “porque esta vez primero nos pusieron a un bailarín y luego la pusieron a ella que tampoco sabe nada”. 

“Ya basta de poner a figuras que solo están de adorno”. 

El torneo de 2020 comenzó a jugarse con 41 franquicias, al concederse en el último momento una dispensa a Peñuelas, y el Dr. Quiles dijo que no se ha hablado de una reducción de franquicias. 

Sin embargo, internamente, la Liga está consciente de la posibilidad de que algunas franquicias pidan dispensas para el próximo torneo, debido a la situación económica del país, aun más deteriorada debido a la pandemia. 

“Si se proyectara reducir franquicias simplemente por reducirlas, no contarán con mi voto”, comentó, por su parte, César Osorio, apoderado de los Cocoteros de Loíza y presidente de la Sección Este de la Doble A. 

“Yo siempre voy a estar en contra de que a los muchachos se les prive de jugar”. 

“Pero estoy consciente de la situación económica y de que hay muchos comercios cerrados”, dijo. “Si un equipo pide una dispensa por esa razón, también hay que ser comprensivos con ellos”. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*