Boricuas en Grandes Ligas: agosto 10

Un vistazo a los nuestros en la jornada del lunes en MLB. 

Rosario la bota con la casa llena

Un jonrón. Eso fue todo lo que necesitaron los Mellizos de Minnesota para derrotar 4-2 el lunes a los  Cerveceros de Milwaukee. Y ese bambinazo lo conectó Eddie Rosario en la tercera entrada. Claro, no fue un cuadrangular cualquiera, sino uno que encontró el tránsito congestionado para darles a los Mellizos su primera victoria en sus últimos cinco partidos. Rosario se fue de 4-1, con cuatro remolcadas, y aunque solamente promedia .211, acumula 13 carreras impulsadas.

Correa remolca dos y la saca Machete

Carlos Correa continúa consistente con el madero y el lunes aportó dos carreras empujadas en la victoria de los Astros sobre los Gigantes 6-4. El de Santa Isabel puso arriba al frente a su equipo con un sencillo remolcador en la segunda entrada, y luego trajo otra a la goma con un batazo en el cuadro. Tiene promedio de .345. Por su parte, Martín Maldonado salió de un letargo ofensivo que ha visto descender su promedio bajo los .200 al disparar su primer cuadrangular de la temporada, en cuatro turnos. Batea .194, y con su vuelacercas solitario tiene ocho remolcadas.

Sigue aportando Michael Pérez

El receptor suplente de los Rays, que decidió dos partidos a favor de su equipo en la pasada serie contra los Yankees, abrió en la receptoría el lunes contra los Medias Rojas y se fue de 5-2, con dos carreras impulsadas, en el triunfo 8-7 de Tampa Bay. Subió su promedio a .231, y ya tiene cuatro empujadas.

A examinarse Jorge López

Los Orioles de Baltimore colocaron al recién adquirido lanzador derecho en la relación de lesionados por 10 días, pero realmente se trata de un movimiento de protocolo por el covid-19 porque el jugador se ausentó la semana pasada de su antiguo equipo para atender un asunto familiar. López podría ser agregado al roster de 28 jugadores en cualquier momento.

La Ñapa

Zach Plesac no fue el único jugador de los Indios que violó el protocolo del covid-19 al irse a janguear con sus panas, sino que Mike Clevinger también lo hizo en el mismo fin de semana en Chicago y ahora el equipo se vera huérfano de dos de sus lanzadores abridores por los próximos días. En efecto, Clevinger estaba programado para abrir el juego de este martes contra los Cachorros, y ahora, por el contrario, tendrá que someterse al protocolo de cuarentena. A Plesac el equipo le alquiló un auto y lo envió de regreso a Cleveland el mismo sábado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*