Los Criollos de Caguas de la liga invernal aún no han decidido dónde jugarán sus partidos locales en la próxima temporada, y aunque se sigue considerando la posibilidad de hacerlo en el Roberto Clemente Walker, de Carolina, también se analiza la posibilidad de irse al Pedro Montañez, de Cayey. 

“Esa es una opción que estamos estudiando ahora”, dijo Raúl Rodríguez, propietario del equipo. 

“Todavía estamos auscultándolo todo”. 

Después que el huracán María inutilizara en 2017 el Yldefonso Solá Morales, los Criollos jugaron sus próximas dos temporadas en el Evaristo ‘Varo’ Roldán, de Gurabo, y la pasada temporada anclaron en el Hiram Bithorn, compartiéndolo con los Cangrejeros de Santurce. 

Pero ahora no pueden regresar allí debido a la creación de la franquicia RA12, de Roberto Alomar, que jugará en ese estadio. 

“Nosotros (el municipio de Carolina) les hicimos la invitación para que jugaran en Carolina y les damos la bienvenida, después de que surgiera una nueva franquicia (RA12) para jugar en el Bithorn”, dijo el administrador de los Gigantes, Guillermo Martínez. 

Pero él incluso le ve cierta lógica al interés en ir a Cayey. 

“Aparte de que es más cerca, a decir verdad en estos tiempos de pandemia me parece más viable mantener los controles de salubridad que hace falta tener en un estadio con un solo equipo, en vez de con dos”, opinó. 

“Es más cómodo cuando cada equipo tiene su propio estadio”. 

Entretanto, el apoderado de los Toritos de Cayey en la Doble A, Alberto Rivera, dijo que “he escuchado los rumores” acerca del interés de los Criollos, “pero no ha sido porque nadie me haya dicho nada”. 

El Pedro Montañez de Cayey es un estadio moderno, considerado de los mejores de la Isla, pero, al parecer, no recibió la aprobación de MLB para ser usado el año pasado por los Criollos cuando el equipo proyectaba celebrar algunos juegos allí. 

“Según lo que oí”, dijo Rivera, “la decisión de MLB tuvo que ver algo con los camerinos”. 

“Los camerinos son muy amplios y modernos, pero al parecer tenían que tener alfombras o algo así y había algo con los lockers también ”. 

Al mismo tiempo, sin embargo, habría que hacer otras mejoras. 

“El estadio está en reparación”, dijo. “De hecho, nosotros habíamos empezado la temporada de Doble A con la mitad de las butacas —unas 3,000— porque las otras las habían sacado y hay que sellar el piso antes de volver a ponerlas, además de que también hay que trabajar con el techo”. 

“Son cosas menores, pero habría que empezar a trabajarlas pronto”. 

Pero Rivera cree que los Criollos contarán con un buen respaldo de la fanaticada. 

“Mucha de la gente que vive en Cayey es de Caguas”, dijo, “y Cayey en verdad respalda el béisbol”. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*