El mejor baloncesto del mundo regresa este jueves en el más curioso de los escenarios, encerrados en una burbuja, en hoteles lujosos, en el “lugar más feliz del mundo”, en la zona porcentualmente más contagiada con coronavirus del planeta.

En el desarrollo de la metodología para el regreso a acción en la NBA, se concluyó en que ocho juegos eran más que suficientes para determinar lo que resta de los standings, y permitir a los jugadores llegar a la condición física que requiere la postemporada. 

Aún así, hay varios equipos con serias interrogantes que requieren respuestas antes de entrar al fuego de los playoffs, y los juegos restantes podrían arrojar un poco de luz. 

Veamos algunas de las preguntas que necesitan contestación: 

La salud de Kemba Walker

A pesar de cuatro meses de descanso tras la suspensión de la temporada, el estelar armador de los Celtics no pudo participar en el primer fogueo de su equipo por tener “un poco de incomodidad en la rodilla”. Boston es dueño de la sexta mejor ofensiva con Kemba en cancha, un claro contraste en su ausencia cuando se desploman a la posición 30. Para muchos, los Celtics son el mayor retador a Giannis y los Bucks para representar la Conferencia del Este en las finales, pero para eso necesitan de un Kemba a nivel óptimo. 

¿Quién juega en el perímetro de los Lakers?

Tras la decisión del armador Avery Bradley de no participar de los juegos en la burbuja y la operación en el dedo gordo de Rajon Rondo que lo dejará fuera de acción de cuatro a seis semanas, los Lakers pierden lo que fue un 87% de los minutos de armador en los juegos en los que ambos estaban activos. LeBron James es dueño y señor de la tarea de crear ofensiva en los Lakers con o sin ellos, así que el título de armador es más honorífico que práctico. Alex Caruso y Kentavious Caldwell-Pope ofrecen una versatilidad defensiva que podría apaciguar las ausencias.  

Ben Simmons en su nuevo rol 

Simmons puede hacer prácticamente todo en cancha menos tirar de tres, aunque en sus primeros dos juegos en la burbuja intentó y anotó dos de estos. Su estilo de juego en la posición de armador nunca ha sido complementario del centro Joel Embiid. En la búsqueda de balance el dirigente Brett Brown experimentará en los partidos restantes con Ben Simmons de power forward, enviando a Al Horford y sus $97 millones de contrato al rol de suplente. Estadísticamente, el equipo lució mejor en los partidos donde se ha experimentado con estos alineamientos, pero falta por ver su productividad en el más alto de los niveles en la postemporada. 

¿Quién se lleva el octavo? 

Los Grizzlies se encuentran actualmente en la octava posición, pero el regreso de la salud a los Trail Blazers de Portland y la amenaza de los Pelicans—el mejor equipo del bonche desde el regreso de Zion—, deben hacer la carrera hacia los playoffs una intensa e interesante. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*