Incluso en plena pandemia, y con más de cuatro meses fuera de competencia, la NBA siempre encuentra cómo traer drama a la vida de todos los seguidores del mejor baloncesto del mundo. 

Ya sea protestando las maneras de protestar, enfermos con coronavirus, o enfermos a los que les gusta que los vean desnudos, la NBA nunca defrauda. 

BOLA AL AIRE

A menos de dos semanas de la llegada de los jugadores a la burbuja de Orlando, varios atletas ya parecen sentirse como en su casa. La NBA se vio obligado a enviar un memo aclarando las reglas de convivencia, pero tuvieron que añadir una nueva directriz, donde se les exige a los jugadores tener ropa puesta cuando abran la puerta de sus habitaciones al llegar el room service por varios casos de desnudez reportados.  

MY WAY OR THE HIGHWAY

LeBron James, quien se ha convertido en líder de diferentes luchas de justicia social, ha decidido llevar su nombre en su camisa de juego y no un mensaje de lucha como se ha reportado harán más de un 90% de los jugadores en la burbuja. “Respeto a los jugadores que decidan llevar mensaje en su camisa, pero la NBA mandó una lista de frases y palabras preaprobadas que no iban con el mensaje que quiero llevar. Yo sigo con mi misión”, expresó The King. Se reportó que James pidió llevar nombres de personas asesinadas a manos de la policía en los Estados Unidos y la liga le denegó su petición. 

Zion Williamson (1) abandonó la burbuja por una situación familiar. [suministrada]

¿EN CONTRA O IGNORANTE?

Hablando de las luchas de justicia social, James Harden decidió llegar a la burbuja de Orlando con un pañuelo tapando su rostro con el Blue Thin Line Flag. La bandera fue creada en apoyo a la policía de los Estados Unidos, pero en años recientes se ha asociado con organizaciones racistas y en contra de las luchas de los negros en los Estados Unidos, siendo utilizadas en conjunto a la bandera confederada. Harden explicó que no quiso establecer una posición política con el uso de la máscara, que la utilizó porque le cubría su barba y que no estaba al tanto de la asociación de la misma con organizaciones racistas. 

FUERA ZION

El estelar novato de los Pelicans, Zion Williamson, ha abandonado el campus de Orlando para atender un asunto médico familiar urgente, pero planifica regresar para el reinicio de la temporada. “Realmente no sabemos cuándo regresará, pero eso no es importante ahora. Lo importante es que su familia esté bien y él esté allí con ellos. Nosotros lo apoyamos completamente en su decisión”, dijo el dirigente de New Orleans, Alvin Gentry. 

SON BUENOS

El armador de los Pelicans, Jrue Holiday, donará su sueldo del resto de la temporada, un total de $5.3 millones, a organizaciones benéficas en todo Estados Unidos y empresas con propietarios negros.

HOLA Y ADIOS

Los Nets de Brooklyn firmaron a Michael Beasley para reemplazar la avalancha de jugadores de la escuadra que han quedado fuera de acción por lesiones o por dar positivo al coronavirus. Pero Beasley duró menos de una semana con el equipo, ya que él también fue diagnosticado con covid-19 y no podrá ir a la burbuja de Orlando.

PAPÁ PRIMERO

El armador del Thunder, Dennis Schroder, y el alero de los Celtics, Gordon Hayward, anunciaron que sus respectivas parejas esperan dar a luz en los meses que se viva en la burbuja y ambos dejarían a sus equipos para estar en el nacimiento, impactando grandemente el desempeño de sus equipos. Ambos planificaron los embarazos para los meses donde no hay NBA, mucho antes que la crisis del coronavirus alterara el calendario de competencia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*