Independientemente de que venga a jugar en la liga invernal boricua en algún momento Francisco Lindor, de quien los Criollos de Caguas anunciaron este viernes que lo habían firmado como agente libre, han surgido dudas acerca de si en verdad el estelar torpedero cagüeño de los Indios de Cleveland estaba en libertad. 

En el comunicado de prensa emitido por los Criollos, se afirmó que Lindor nunca había firmado un contrato para jugar en Puerto Rico y que, por esa razón, el jugador podía firmar con cualquier equipo. 

Consultado el viernes al respecto, Carlos Berroa, el director de torneo de la liga, dijo que “cuando se nos informó que Caguas quería firmarlo como agente libre, lo que hice fue revisar los archivos de la liga y no encontré ningún contrato firmado por él, y tampoco la Asociación de Peloteros tenía constancia de ello”. 

“Yo no estaba en la liga en esa época, pero es posible que, aunque hubiera firmado un contrato, el mismo no se radicara en la liga”, agregó. 

Por consiguiente, los Atenienses de Manatí, que lo habían escogido el año pasado procedente de los Cangrejeros de Santurce, no lo incluyeron en la lista de reservas que todos los equipos debían radicar ante la liga este jueves, ni tampoco en su lista de agentes libres. 

Sin embargo, Caguas lo incluyó ya en su lista de reservas, después de haberlo firmado, confirmó Berroa. 

Pero Frankie Higginbotham, pasado gerente general de los Cangrejeros de Santurce, de inmediato circuló, tanto a los medios de prensa como a los directivos de la liga, extensa documentaciٕón que incluía copia del contrato original que al parecer Lindor firmó con los Cangrejeros en 2014 y fue aceptado por el entonces director de la liga, Benny Agosto. 

“Lindor había sido seleccionado por Mayagüez en el sorteo de 2011, pero el equipo nunca se comunicó con el jugador, según me dijo el mismo Lindor”, dijo. “Cuando yo llegué a Santurce me di cuenta de eso y como la regla entonces era que los jugadores quedaban libres después de tres años si no se les ofrecía contrato, yo lo firmé como agente libre ese año”. 

De ahí en adelante, aseguró, el equipo mantuvo sus derechos sobre el jugador al enviarle contratos todos los años y ponerlo en su lista de reservas, igual que, según parece, Manatí lo hizo el año pasado. 

“Incluso si a Manatí se le dijo ahora que no podía reservarlo porque era agente libre, el equipo tiene derecho a reclamar daños porque no era así”, dijo Higginbotham, quien en 2014 demandó a la Liga cuando esta vetó la firma con los Cangrejeros de Lindor y Javier Báez, este último adquirido bajo circunstancias parecidas por parte de los Leones de Ponce. 

“Al final el caso se tranzó en corte y Santurce se quedó con Lindor y con Báez”, agregó. 

“Y me extraña que ahora se diga que la Asociación de Peloteros no sabía nada de que hubiera contrato, cuando la Asociación —ya presidida entonces por Yamil Benítez— fue a la corte junto a nosotros contra la liga”. 

“Otra cosa hubiera sido que Manatí no lo hubiera incluido entre sus reservas y lo dejara libre y Caguas lo firmara dentro de una semana, pero otra muy diferente es que Caguas lo firmara incluso antes de que los equipos anunciaran sus reservas”, agregó Higginbotham. 

Javier Hernández, presidente de los Atenienses, no contestó las llamadas ni los mensajes de The Gondol.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*