La razón por la que su pelea con José ‘Sniper’ Pedraza pudo ser reprogramada tan rápidamente para este jueves, luego de que fuera cancelada el pasado 18 de junio después que supuestamente reflejara un resultado positivo a coronavirus el manejador de su rival, Mikkel LesPierre, puede haber sido que en realidad no hubo tal positivo.

“Parece que fue un falso positivo”, dijo el propio LesPierre este martes desde su habitación en el MGM Grand de Las Vegas, hospedería en uno de cuyos salones de conferencia se celebrará el jueves la pelea a 10 asaltos, desprovista de público, que estelarizará la cartelera de la Top Rank que será transmitida por ESPN.

“Después de eso han vuelto a hacerle la prueba dos veces y ha dado negativo”.

Ese manejador, llamado José Taveras, de ascendencia dominicana y puertorriqueña, se quedó tranquilito en su casa esta vez.

“Ya yo había comido después del pesaje cuando se canceló la pelea”, dijo LesPierre, “así que cuando nos la ofrecieron otra vez para el 2 de julio, dije que ya no podía ser en las 141 libras”.

“Finalmente acordamos pelear en 144, y el grupo de Pedraza estuvo de acuerdo”.

Nacido en Trinidad y Tobago, el zurdo LesPierre pasó a vivir en Nueva York a los seis años de edad y ha vivido en Brooklyn desde entonces.

Como boxeador, está ligado al promotor neoyorquino Lou DiBella y tiene marca de 22-1-1 y 10 nocauts, habiendo sufrido su única derrota en su penúltima pelea, cuando cayó por decisión ante Maurice Hooker el 9 de marzo del año pasado en Verona, Nueva York, cuando disputó el cetro junior welter de la OMB.

 “Fue una buena experiencia de aprendizaje para mí, pero no estoy satisfecho con la pelea, porque sé que no hice todo lo que soy capaz de hacer”, dijo LesPierre, quien entrena en el célebre gimnasio Gleason’s de Nueva York con el otrora campeón mundial dominicano Joan Guzmán.

“Joan ha trabajado conmigo esporádicamente desde hace muchos años y estuvo ayudando en la esquina en mi pelea con Hooker”, dijo, “pero ahora es mi entrenador en propiedad”.

“Así que voy a tener una esquina de calidad de campeonato mundial, y creo que eso es lo que me va a impulsar a una victoria sobre Pedraza”, agregó.

“A Pedraza lo conozco bien y sé cómo pelea y cómo le gusta cambiarse a lo zurdo”, dijo, “pero yo nunca he tenido problemas con los zurdos”.

“He guanteado para esta pelea con zurdos y derechos y, de hecho, mi última pelea fue contra un zurdo”.

“Sé que Pedraza ha sido campeón mundial”, dijo. “No sé si está en la última etapa de su carrera, pero sí sé que se ha enfrentado a muchos rivales duros y que, viniendo de una derrota, está buscando una oportunidad de volver a ponerse en el panorama de un título mundial”.

 “Y para mí esta es la pelea que puede definir el futuro de mi carrera”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*