El año pasado, el torpedero Matthew Lugo fue el boricua escogido en el turno más alto del draft de Grandes Ligas cuando los Medias Rojas de Boston lo pidieron en la segunda ronda, y no sorprendió a nadie cuando fue la primera selección del sorteo del béisbol invernal boricua.

Lo escogieron los expansionistas Atenienses de Manatí, con quienes incluso llegó a tener varios turnos durante la temporada de 2019-20.

Pero no por eso debe darse por sentado que Austin Martin, el antesalista de ascendencia boricua que fue reclamado en el quinto turno de la primera ronda por los Azulejos de Toronto en el sorteo de Grandes Ligas de este año, será el primer seleccionado en el sorteo de Puerto Rico antes de la temporada de 2020-21.

“Pudiera ser”, dijo Jesús ‘Motorita’ Feliciano, recién nombrado gerente general de los Criollos de Caguas, equipo que tiene el primer turno del sorteo debido a que finalizó último en la temporada pasada.

“Pero realmente es demasiado temprano para estar tomando esas decisiones”.

“En su momento el cuerpo técnico del equipo se va a tener que reunir para evaluar nuestras opciones”, agregó. “Quizás haya otro jugador que se ajuste más a nuestras necesidades y pueda jugar más pronto con el equipo”.

De cualquier forma, no debe haber garantías de que los Azulejos dejen jugar aquí este invierno o incluso en  el futuro a Austin, de quien se dijo que finalmente durante el fin de semana aceptó —a través del superagente Scott Boras— un bono estimado en cerca de $7 millones.

Al no haber ligas menores este año, se espera que Austin se mantenga durante tres meses entrenando en un campamento especial de los Azulejos en Tampa, con la posibilidad de que el equipo le envíe después a la Fall League en septiembre.

Mike Trout no está convencido de jugar en esta temporada debido a la situación del coronavirus. [suministrada]

Entretanto, Feliciano, pasado dirigente de los Gigantes de Carolina e Indios de Mayagüez, quien fue nombrado la semana pasada para ser el gerente de los Criollos a la misma vez que se nombró a Ramón Vázquez como dirigente, se encuentra ya en el campo de entrenamiento en Anaheim de los Angelinos de Los Angeles, equipo con el cual volverá a desempeñarse como coach de primera base.

Y está viviendo una experiencia muy particular.

“Es algo muy diferente”, dijo. “Los coaches estamos usando mascarilla todo el tiempo y no hay un clubhouse como tal, ya que no podemos estar con los peloteros”.

“Incluso las reuniones que tenemos en la mañana las hacemos por Zoom”.

“También tenemos una suite en el estadio, que es como una especie de apartamento, donde podemos ir si queremos descansar, y yo la comparto con otro de los coaches”.

Feliciano lleva ya una semana en Anaheim con el equipo y estuvo presente en  los primeros días de prácticas informales antes de que estas comenzaran oficialmente el viernes.

Y la noticia dominante en el campo de entrenamiento de los Angelinos, naturalmente, han sido las expresiones del estelar jardinero Mike Trout en el sentido de que no se siente cómodo con el coronavirus y que podría considerar no jugar, tal como han decidido ya otros jugadores.

“Su mentalidad está en jugar pero, de todos modos, todo el mundo comprende su situación, porque su esposa está embarazada y va a dar a luz en agosto”, dijo Feliciano.

“Y si toma la decisión de no jugar, nadie va a molestarse con él ni tomar represalias, porque el mismo MLB ha dicho que todo el mundo —incluso los coaches— tiene la opción de no jugar si no se siente cómodo con el protocolo o con la seguridad”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*