La NBA tiene programada para este jueves una votación de su Junta de Gobernadores, compuesta por los dueños de los equipos, en la que se especula que se apruebe la recomendación del comisionado Adam Silver sobre un formato para reiniciar la temporada en Orlando, aunque aún faltan una gama de detalles por afinar. 

El positivismo sobre el regreso ha sido tal que ha cambiado el debate de si regresa o no, a uno de cómo sería ese regreso.

La liga y su comisionado Adam Silver han estado estudiando una variedad de estrategias de regreso a la competencia, con la opción de regresar con 22 equipos siendo la que más peso tiene al momento entre las franquicias.

En este escenario, los 16 equipos que actualmente estarían clasificados para la postemporada en cada conferencia viajarán a Orlando, adicional a todos los equipos que estén a solo seis juegos o menos de esa octava posición. 

Eso significa que Nueva Orleans, Portland, San Antonio, Sacramento, Phoenix y Washington participarían en lo que se espera sea un puñado de juegos de temporada regular y algún tipo de mini torneo especial que decida los puestos finales para la postemporada.

La NBA necesita una mayoría de tres cuartos de los dueños para aprobar un plan de regreso al juego, y una abrumadora mayoría de los propietarios expresaron su deseo de hacer precisamente eso, tanto en la reunión de la Junta de Gobernadores convocada el pasado viernes, como en entrevistas posteriores con el periodista Adrian Wojnarowski, de ESPN.

La NBA aún no ha respaldado de manera oficial un plan de reinicio, y solo una de las cuatro ideas presentadas en la asamblea de la Junta de Gobernadores del viernes, la de traer de vuelta a los 30 equipos, ya no se considera una alternativa legítima, pero podría tirar una seria curva a todo el proceso.

ESPN informó que cerca del final de la convocatoria de la Junta de Gobernadores, el propietario del Oklahoma City Thunder, Clay Bennett, dio un apasionado discurso sobre por qué la liga y los propietarios debían considerar las dificultades competitivas y financieras de los equipos de mercados más pequeños que podrían quedar fuera de la reanudación de la temporada, y el potencial poder simbólico de los 30 equipos reunidos allí para presentarse como una asociación unida.

Además, la Unión de jugadores ha insistido en que no quiere saltar directamente a los playoffs y en la importancia de organizar no solo los juegos de temporada regular de antemano, sino el tiempo suficiente en campos de entrenamientos para ponerse al día físicamente y evitar lesiones, un temor aún mayor que el coronavirus entre los jugadores, ya que estudios confirman una cuantiosa alza en ese renglón luego de meses de poca o ninguna actividad física. 

También ambas entidades—la liga y la unión— son conscientes de la necesidad de generar ingresos en la reanudación de la temporada, y el tener juegos de temporada regular y el mini torneo generará más dinero que simplemente reiniciar la temporada con los playoffs.

Al parecer, el regreso de la NBA es inminente, y es probable que pronto tengamos todas las respuestas de cómo se verá ese regreso. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*