Fue una travesía a pedir de boca para el piloto boricua Manny Franco y el tresañero Tiz the Law, y el resultado fue el que esperaba la mayoría de los apostadores.

El corredor nacido en Nueva York corrió tercero durante la mayor parte del recorrido de una milla y 1/8, y su piloto esperó realmente hasta que quiso, antes de dominar entrando a la recta final e irse a ganar por casi cuatro cuerpos el Belmont Stakes, celebrado este sábado en Belmont Park y que por primera vez en la historia constituyó la primera pata de la triple corona de la hípica norteamericana.

Segundo arribó otro puertorriqueño, Irad Ortiz, Jr., cuya monta Dr. Post vino desde los puestos traseros para ganar terreno en los tramos finales. 

Los otros dos boricuas activos en la prueba, John Velázquez (Tap it to Win) y José Ortiz (Fore Left) arribaron en las posiciones quinta y novena, respectivamente.

Franco se convirtió en el sexto jinete puertorriqueño en ganar el Belmont Stakes, uniéndose a Macuco Rivera, Junior Cordero, Velázquez y los hermanos Ortiz.

El piloto boricua se dirige victorioso al círculo de ganadores. [suministrada]

Precisamente fue la monta de Velázquez la que tomó el puntero al darse la partida y la mantuvo hasta el poste de los 600 metros, cuando ya era evidente que el eventual ganador—que corrió tercero hasta ese punto de la prueba—tenía demasiado en el tanque. Franco miró hacia atrás poco después de hacerse de la delantera en la recta final y se dio cuenta de que la suerte estaba echada.

Tiz the Law, que ganó por quinta ocasión en seis salidas, fue el gran favorito de la prueba con un premio de $1 millón y se llevó $535 mil para su cuadra. Pagó $3.60, 2.90 y 2.60.

“No voy a mentir que estaba un poco nervioso antes de la carrera”, dijo Franco, para quien la prueba del sábado significó su primera participación en el Belmont Stakes.

“Pero estaba confiado, porque sé que estoy en buenas manos”, dijo refiriéndose al veterano entrenador Barclay Tagg, quien ganó con Funny Cide el Kentucky Derby y el Preakness Stakes del 2003.

La victoria de Tiz the Law fue la primera para un ejemplar niuyorquino en el Belmont Stakes en los últimos 138 años. La del sábado fue la edición número 152.

La segunda gema, el Derby, se celebrará el 5 de septiembre.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*