Mientras que el béisbol seguía dando tumbos en las negociaciones entre los dueños y la Unión de Jugadores en torno a la celebración de la temporada, y parecía desvanecerse la intención de comenzar la temporada entre el 17 y el 19 de julio, un nuevo contratiempo, potencialmente devastador, entró ahora al panorama, al informarse de múltiples casos de positivos entre jugadores y personal de los equipos en sus instalaciones de entrenamiento primaveral en Florida y Arizona.

Y MLB reaccionó de inmediato el viernes al cerrar todas esas instalaciones, donde en muchos casos ya había jugadores entrenando, y ordenar que se les limpiara y desinfectara, antes de reabrirse.

La medida de MLB surgió después de que varios equipos —Filadelfia, Toronto, San Francisco y Texas— anunciaran el cierre temporero de sus campos de entrenamiento, luego de suscitarse casos relacionados con el coronavirus en ellos.

Los Filis de Filadelfia, por ejemplo, cerraron su instalación en Clearwater, Florida, después de que cinco jugadores y otros tres miembros de su personal dieran positivo al coronavirus.

Los Azulejos de Toronto, a su vez, cerraron su instalación en Dunedin, Florida, localizada a unas cinco millas del campamento de los Filis, después que uno de sus jugadores reflejara síntomas del virus.

Entretanto, los Gigantes cerraron su instalación de Scottsdale, Arizona, después de que mostrara síntomas una persona —y un familiar— que había estado dentro de ella.

Los Vigilantes de Texas también cerraron su instalación en Surprise, Arizona, aduciendo que aunque nadie de su personal había dado positivo, la organización quería expandir sus protocolos de pruebas contra el covid-19.

Por su parte, James Click, gerente general de los Astros de Houston, indicó el viernes que uno de sus jugadores que había estado entrenando en West Palm Beach, Florida, dio positivo al virus hace unos días.

También el viernes, el gerente general de los Angelinos de los Angeles, Billy Eppier, informó que dos jugadores de la organización dieron positivo al hacerse las pruebas, aunque no aclaró si eran jugadores de las Menores o de la liga mayor.

Y los Nacionales de Washington informaron que uno de sus jugadores en la República Dominicana había dado positivo.

Los Filis anunciaron el viernes que su instalación permanecerá cerrada hasta que las autoridades de salud decidan que el virus está bajo control.

Los equipos planeaban comenzar a hacerles pruebas a sus jugadores este martes, con otra ronda de pruebas el 26 de junio, aunque la mayoría de los equipos proyectaba hacer sus entrenamientos en sus parques de Grandes Ligas en vez de en sus instalaciones de Florida o Arizona.

Florida, en particular, ha venido registrando un gran aumento de casos de coronavirus en las pasadas dos semanas, cuando su promedio de casos diarios ha aumentado por más de 1,400.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*