Trei Cruz, el torpedero de la Universidad de Rice que es hijo y nieto, respectivamente, de los destacados expeloteros boricuas de Grandes Ligas, José ‘Cheíto’ Cruz y José ‘Cheo’ Cruz, fue seleccionado el jueves en la tercera ronda del segundo y último día del sorteo de aficionados de las Grandes Ligas.

Con su selección en el turno 73 por parte de los Tigres de Detroit, se unió a otro jugador de ascendencia boricua que había sido escogido en el turno anterior (72), el lanzador niuyorquino Alex Santos, Jr.

Austin Martin, un jardinero y jugador del cuadro de madre puertorriqueña que jugó con la Universidad de Vanderbilt, fuera la quinta selección del sorteo el miércoles en la primera ronda.

Los siguientes dos seleccionados de sangre boricua fueron también jugadores de ascendencia boricua, pero con la característica de que provenían de padres que habían jugado profesionalmente en la Isla.

Santos, Jr., un  lanzador derecho de la escuela superior de la Mt. Saint Michael Academy del Bronx, de 18 años de edad, fue seleccionado por los Astros de Houston, convirtiéndose así en la primera selección de los Astros debido a que el equipo había perdido sus selecciones de primera y segunda rondas como castigo por el escándalo de robo de señales en la temporada de 2017.

Alex Santos, Jr. es un lanzador niuyorquino de 18 años de ascendencia boricua. [suministrada]

Tanto su padre, Alex Santos, Sr., como sus tíos, jugaron en Puerto Rico.

El turno 72 perteneció a la ronda suplementaria de compensación por agentes libres, ubicada entre las segunda y tercera rondas.

Este año el sorteo fue reducido de 40 a cinco rondas por razones económicas.

Ningún jugador desarrollado en Puerto Rico fue seleccionado.

El año pasado, el torpedero Matthew Lugo fue el más alto seleccionado entre los boricuas, cuando los Medias Rojas lo seleccionaron en el turno 69 a finales de la segunda ronda, siendo uno de los tres boricuas que cayeron en las primeras cinco rondas: el lanzador Eric Rivera fue escogido en la cuarta ronda por los Angelinos, y el jugador del cuadro Darell Hernáiz fue seleccionado por los Orioles de Baltimore con el turno 138, el primero de la quinta ronda.

En 2018, el jugador desarrollado en Puerto Rico de más alta selección lo fue el lanzador Yomil Maysonet, seleccionado con el turno 169 en la sexta ronda por los Rojos de Cincinnati.

De haberse limitado el draft ese año a cinco rondas, no hubiese sido seleccionado ningún boricua.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*