Por segunda vez en una semana, Alex Cora fue entrevistado por un importante medio estadounidense en torno a su suspensión por haber participado en el esquema de robo de señales de los Astros de Houston en 2017, y en esta ocasión al hablar con Dan Shaughnessy, del Boston Globe, el exdirigente boricua que condujo a los Medias Rojas de Boston al campeonato de la Serie Mundial en 2018 admitió su deseo de volver a dirigir en las Mayores y reiteró que, aunque admite su culpabilidad y está avergonzado y arrepentido por lo ocurrido, considera que es injusto que generalmente se interprete que tanto él como el entonces jugador Carlos Beltrán fueron los principales o únicos responsables de lo ocurrido.

En su escrito, el periodista dice que la entrevista con Cora, quien permanece en Puerto Rico después de haber sido despedido por los Medias Rojas en enero como consecuencia de su participación  en el esquema y ahora está cumpliendo una suspensión de un año, tuvo una duración de 15 minutos en la tarde del jueves.

Al preguntarle si tenía deseos de volver a dirigir en  2021, cuando volviera a ser elegible, Cora, quien era coach del banco de los Astros cuando estos ganaron el campeonato en  2017, respondió:

“Si estos fueran tiempos normales y estuviéramos jugando juegos, respondería que sí”, dijo Cora, quien días antes había hablado con ESPN en la única otra entrevista que ha concedido que no fuera las que le han hecho en Puerto Rico incidentalmente en medio de circunstancias controladas: un podcast instructivo con el exdirigente Edwin Rodríguez y una actividad de entrega de suministros en Caguas.

“Me encantaría regresar en 2021, en alguna capacidad. Me encanta dirigir en el nivel de grandes ligas”.

“Pero ahora mismo estoy más o menos trazando mis planes. No es donde quisiera estar. Pero con mi hija encaminándose a su cuarto año de escuela superior, nosotros, como familia, tenemos que ver qué queremos hacer”.

Alex Cora junto al exdirigente de los Astros, A.J. Hinch. [suministrada]

“Tenemos planes de que vaya a la universidad y su situación en ese sentido formará parte de lo que yo decida”.

De acuerdo a Shaughnessy, Cora está consciente de que van a haber rumores de que volverá con los Medias Rojas en 2021, donde quien fuera su coach del banco, Ron Roenicke, fue nombrado para dirigir en 2020 en un contrato por un año.

Cora respondió a la pregunta de si cree que algún otro equipo le daría la oportunidad de dirigir.

“Sé que no será fácil en lo que se refiere a que me den otra oportunidad”, dijo. “Van a tener que mirar hacia atrás y tomar una decisión. Pero, a fin de cuentas, yo estoy pagando las consecuencias”.

“Estoy avergonzado. Lamento lo ocurrido. Pero tenemos que seguir adelante”.

¿Le gustaría regresar al dugout de los Medias Rojas?

“Tienen un  buen grupo allí”, dijo. “Espero que Ron tenga la oportunidad de dirigir y que haga un buen trabajo. El que se hable ahora de yo volver allá ni siquiera es relevante”.

“Obviamente, estoy suspendido y hemos decidido seguir adelante. Ellos tienen las manos llenas con la temporada actual ahora mismo”.

“Tenemos una buena relación, pero eso no significa que yo vaya a tomar esa ruta”, agregó. “Tengo que respetar eso”.

Cora había mantenido silencio durante meses luego de que MLB emitiera su informe sobre la investigación de robo de señales de forma ilegal por medios electrónicos en Houston, donde se mencionaba que había sido uno de los cabecillas en el esquema para transmitirle cuál sería el próximo lanzamiento a los bateadores por medio de golpetazos desde el banco.

En su entrevista con ESPN, él rechazó la sugerencia de que Beltrán, quien luego perdió su trabajo como dirigente de los Mets debido al asunto, y él fueron los únicos responsables del esquema.

En particular le molestó que el exgerente general de los Astros, Jeff Luhnow, también suspendido y despedido, lo describiera así.

Cora en una visita al Boston Garden luego de ganar la Serie Mundial del 2018. [suministrada]

“La razón por la que hablé del asunto de Houston de la manera en que lo hice fue porque yo sé demasiadas cosas acerca de esa investigación”, dijo. “Por alguna razón se le filtró una información al Wall Street Journal, donde se dijo que Carlos intimidaba a los jugadores”.

“Era el momento de que yo hablara. Le hice un favor y se lo adelanté al comisionado Rob Manfred. Le dije: ‘Me mantuviste secuestrado por siete meses y me mantuve callado, pero esto es lo que voy a decir ahora’”.

“Dije todo lo que dije sobre Houston por lo que Jeff hizo. Lo que más me molestó fue que Jeff dijo ‘el coach de banco’. Debió haber dicho Alex Cora. Por eso dije lo que dije y no me arrepiento”.

“Me pareció que hubo algo raro en cómo se filtró la información. Sinceramente, lo que pasó fue que metimos la pata. La gente está pagando las consecuencias de distintas maneras. (El dirigente) A.J. Hinch y Jeff fueron suspendidos, Carlos estuvo en el informe y está fuera del béisbol ahora. Los jugadores pagaron un poco el precio durante los entrenamientos primaverales”.

“Pero fue un ‘nosotros’, Nosotros lo hicimos. Todo el que estuvo allí de mayo hasta el final está consciente de eso. Cuando los jugadores hablaron sobre eso, algunos hablaron y otros no. Pero, a fin de cuentas, yo cometí un error muy grave y eso es todo. Vamos a ver hasta dónde nos lleva eso”.

Cora no quiso hablar mucho acerca de la investigación relacionada con los Medias Rojas que ganaron el campeonato en 2018, donde se determinó que el equipo había actuado indebidamente al transmitir información desde el salón de vídeos que supuestamente no debía estar accesible a los jugadores.

Como consecuencia, fue despedido el operador del sistema de repetición es en vídeo, J.T. Watkins, y el equipo perdió su turno de segunda ronda en el draft.

“No quiero hablar en detalle sobre eso. Atravesé por mucho con MLB. Respeto la decisión de Rob en el primer caso y fui muy honesto con MLB en el segundo”.

“Es terrible que yo haya sido parte de ambas investigaciones. Fue un infierno, atravesar todo ese proceso durante siete meses. Conozco a J.T. y cómo él trabaja. ¿Me sorprendió que se dijera esto? Pues, sí”.

“Me gustaría poder hablar sobre todo, pero no puedo. Quiero dejarlo todo tranquilo lo más posible, mientras pueda hacerlo”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*