La información todavía es extraoficial y es posible que no dé frutos nunca, pero han surgido indicios de que el tan promocionado regreso o seudoregreso de Mike Tyson, en una pelea de exhibición frente al también retirado exmonarca de los pesos pesados, Evander Holyfield, esté empezando a poner los pies firmemente sobre la la realidad.

Y eso no se debe tan solo a que acaba de publicarse en las redes sociales un enigmático afiche promocional en el que se anuncia ese enfrentamiento para el 11 de julio en Diriyah, Arabia Saudita.

Lo curioso es que en Puerto Rico ya está entrenando un peleador que ha recibido información de que estará participando en esa cartelera.

“No tenemos detalles ni sabemos contra quién estaría peleando”, dijo Dennis Pantoja, el entrenador de Vega Alta, que está preparando allí a puertas cerradas al cotizado welter boricua Derrieck Cuevas (23-0-1 y 15) para esa posibilidad.

Ligado a la compañía Troya Boxing, del promotor puertorriqueño Edwin ‘Troya’  Martínez, quien también dirige la carrera del clasificado welter Rashidi Ellis, Cuevas, al parecer, se incluiría en el programa si Holyfield en efecto es el rival de Tyson: ya anteriormente el peleador de 25 años ha estado vinculado al legendario excampeón mundial, quien incluso le incluyó en el 2018 en un torneo para pesos welters que su compañía, Real Deal, estaba organizando junto al Consejo Mundial de Boxeo.

Troya confirmó la posibilidad, aunque también dijo que no tiene detalles todavía.

Este afiche promocional ya circula en las redes sociales. [suministrada]

“Derrieck lleva un tiempo preparándose y está cerca del peso”, dijo Pantoja. “Es un muchacho muy disciplinado”.

En su última pelea, Cuevas, quien ha hecho campaña en la Florida en los últimos años, noqueó en dos asaltos al mexicano Javier Mercado en Cancún el pasado 30 de noviembre.

En la información más reciente sobre la posible reaparición de Tyson, Holfyfield, en una entrevista publicada esta semana por la pagina de DAZN, la compañía difusora de programación deportiva, dijo que aunque no había nada definitivo, no le extrañaría que el enfrentamiento se hiciera realidad, pero explicó que deseaba que fuera solo una pelea de exhibición en la que incluso no se escogiera un ganador.

Aunque ha habido varias versiones de sus intenciones y se ha mencionado a más de una docena de posibles contrincantes, incluyendo a Holyfield, Tyson ha dicho que su regreso al ring a la edad de 53 años, provocado por la gran condición exhibida en unos vídeos en que aparece entrenando, sería en una pelea benéfica.

De 57 años de edad, Holyfield venció dos veces a Tyson, incluyendo la segunda, en 1997, en el célebre encuentro en el cual Tyson fue descalificado por arrancarle un pedazo de oreja de un mordizco.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*