Si finalmente se juega la temporada de Grandes ligas del 2020, prepárese para ver en la alineación de los equipos de la Liga Nacional a un bateador designado.

Varios medios especializados reportaron el domingo que esa es una de las propuestas que las Grandes Ligas le someterá a la Asociación de Jugadores en esta semana, probablemente tan cerca como este martes.

Joel Sherman, del periódico New York Post, divulgó que el uso del bateador designado en la Liga Nacional será principalmente como protección de los lanzadores, que van a tener que adelantar en su preparación lo más posible en un recortado segundo campamento primaveral.

De acuerdo con la publicación, lo que se persigue es que los campos de entrenamiento reanuden durante tres semanas en junio en las tradicionales sedes de Arizona y Florida y en algunos estadios de equipos locales también, y que la temporada regular comience alrededor de 1 de julio.

“Sería una temporada recortada de algunos 78 u 82 juegos en los que los equipos jugarían exclusivamente contra los de su propia división y contra la contraparte de su misma división en la otra liga (el Este de la Americana contra el Este de la Nacional) para limitar los viajes”, expuso el reportero.

Todavía está por verse, sin embargo, si las Ligas Mayores y la Asociación de Jugadores logran llegar a un entendido en torno a los salarios, luego de que trascendiera que los dueños de equipos insistirán en nuevos recortes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*