El gobierno de Puerto Rico se encuentra en la mejor disposición de permitir el reinicio de las carreras de caballos en el Hipódromo Camarero, aunque sin el sistema de máquinas de videojuegos.

Hacia esos fines, se espera que en los próximos días se concrete una reunión de todos los sectores de la industria con el secretario de la gobernación, Antonio Pabón, y en la que el gran ausente será la representación de la empresa operadora, que insiste en no reanudar la actividad hípica local si no está funcionando el sistema de máquinas conocido como Lucky Cash.

Según se conoció, el presidente de Camarero, Ervin Rodríguez, se mantiene firme en su postura de no reanudar las carreras locales sin que en las agencias hípicas se activen las Lucky Cash, y en los planteamientos que le ha hecho al gobierno asegura tener el respaldo de un sector de los dueños de las agencias hípicas, que se estimaban en alrededor de 500 antes del cierre gubernamental de mediados de marzo.

El gobierno no se encuentra en posición de permitir todavía el uso de las máquinas de videojuegos ya que para ello se requiere que el cliente se quede físicamente en la agencia, lo que iría en contra de las reglas de distanciamiento físico que se han puesto en vigor en el país desde que explotó la epidemia del coronavirus en marzo pasado.

Además, no se espera que se permita la utilización de las máquinas de videojuegos en las agencias hípicas antes de que se haga en los casinos, cuya reapertura, según trascendió, no se producirá antes de la segunda quincena de junio. 

Si, como se espera, la administración de la gobernadora Wanda Vázquez y sus asesores autorizan la reapertura del hipódromo, procurar que esto ocurra caería entonces en manos del director ejecutivo de la Comisión de Juegos del Gobierno, José Maymó Azize, quien pudiera multar a la empresa operadora por cada día hábil en que no se celebren las carreras.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*