Las carreras de caballos en vivo en el Hipódromo Camarero podrían reanudarse probablemente el viernes o sábado de la semana entrante, luego de la flexibilización en ese sector que anunció el jueves el gobierno de Puerto Rico.

La nueva orden ejecutiva dispuesta por la gobernadora Wanda Vázquez permitirá la reanudación de la actividad hípica local desde el día 26 de este mes, pero se entiende que la primera cartelera no sería posible sino hasta el viernes 29 o sábado 30 para permitir que pueda ponerse a funcionar el protocolo de la medicación controlada.

Contrario a lo que había condicionado la empresa operadora, la orden no permitirá la utilización de las máquinas de videojuegos en las agencias, al menos hasta mediados de junio, que es cuando se espera puedan comenzar a operar los casinos en Puerto Rico.

Y como se había anticipado, no se permitirá la asistencia del público.

El director ejecutivo de la Comisión de Juegos de Puerto Rico, José Maymó Azize, citó a todos los sectores concernidos a una reunión para celebrarse este viernes en la mañana en la Administración de la Industria y el Deporte Hípico en Río Piedras, con el fin de tratar de atar todos los posibles cabos sueltos que permitan que puedan abrirse las compuertas en algún momento de la semana entrante.

Maymó no estuvo disponible para algún comentario, pero el presidente de la Confederación Hípica de Puerto Rico—una de las dos entidades que agrupan a los dueños de caballos—, Luis Orraca, dijo el jueves que lo que se contempla para los cuatro primeros días de acción de mayo y junio es utilizar las inscripciones que ya se registraron para las carreras de los días 19, 20, 21 y 22 de marzo, y que se quedaron sin celebrarse debido al cierre que decretó el gobierno por la emergencia del covid-19.

“Pudiera ser que se permitan nuevas inscripciones para esas carreras, y que las (carreras) que sean a distancia de una milla o más se pongan en distancias cortas o  intermedias”, dijo Orraca, propietario del Up Stable.

En efecto, para el 19 de marzo, de las seis pruebas que figuraban en la inscripción tres eran a distancia de una milla o superior, y se considera que luego de más de dos meses sin carreras oficiales —y contados trabajos mañaneros—los ejemplares no están listos para el rigor que exige una prueba a 1,600 metros o más.

Orraca, igualmente, sostuvo que está por definirse si la reapertura de la actividad hípica contempla que haya carreras los domingos y si se permitirá que las agencias hípicas puedan abrir desde el martes para aceptar jugadas del simulcast.

En la reunión se repasarán los protocolos de distanciamiento físico y reglas de higiene que han regido en otras industrias y que deben ser utilizadas igualmente en las agencias hípicas, y las relacionadas con las áreas del hipódromo y el salón de los jinetes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*