La Liga Superior de Voleibol Femenino adelantó para el sábado 6 de junio la reunión que originalmente tenía señalada para el 27 de ese mes, aunque esta vez será para recibir nueva información de los apoderados y no para tomar una decisión final sobre el futuro de la temporada, dijo este sábado su director, el Lcdo. José ‘Picky’ Servera.

“Como ya se está viendo que va a haber una apertura de parte del gobierno”, dijo, “aunque todavía no se sabe cuándo o bajo qué condiciones, queremos volver a contactar a los equipos para que informen de la disponibilidad de sus canchas y de su personal”.

“Sabemos que ya hay municipios que ya tienen empleados trabajando, aunque todavía no están abiertos”, dijo.

Esa disponibilidad de las canchas sería, principalmente, para saber cuándo los equipos pudieran comenzar a practicar por primera vez desde que la temporada fuera detenida el 12 de marzo por la cuarentena decretada por el gobierno debido a la pandemia del coronavirus.

Se cree que el gobierno eventualmente podría permitir la reanudación de las ligas en agosto, y hasta el momento se ha dicho que sería sin público en las gradas.

“Pensamos que la apertura para las prácticas va a ser gradual, primero con grupos pequeños al aire libre, luego con grupos más grandes en las propias canchas y por último con el equipo completo, siguiendo todas las medidas de seguridad necesarias”, explicó.

“Pero ya sea que finalmente se pueda jugar con público o sin público, el 99% de las probabilidades es que todos los equipos jueguen en una sola cancha”, dijo, reiterando algo que se había discutido en la pasada reunión del organismo, el 8 de mayo.

Se espera que el torneo pueda reanudarse concentrando todos los partidos en una sola sede. [suministrada]

“Eso es por conveniencia de la televisión, para no tener que estar moviendo su equipo de producción, pero también para poder implementar los protocolos de seguridad en un mismo lugar”.

De hecho, dijo, en la reunión del 6 de junio, se espera que el presidente federativo, Dr. César Trabanco, rinda un primer informe acerca de las conversaciones que ya ha sostenido con el fin de llegar a un acuerdo con la televisión.

“Sé que ayer (viernes) tuvo una reunión bastante extensa”, dijo.

Lo que ha propuesto la liga a la televisión —que parece ser WAPA TV, canal que ya estaba transmitiendo un juego semanal en esta temporada— es que, además de transmitir un juego por televisión, también corra con la producción de los otros juegos programados para ese mismo día, transmitiéndolos por internet.

Quedaría en manos del canal la decisión de si esos juegos adicionales irían o no por pay-per-view.

Pero Servera habló con optimismo acerca de que vuelva a haber voleibol este año, independientemente de las circunstancias, e incluso aunque no logre concretarse con la televisión un acuerdo que permita que los equipos puedan subsistir económicamente sin los ingresos de cantina y boletería.

“En ese caso posiblemente pensaríamos en la opción C, que sería celebrar una Copa corta, corriendo nosotros mismos con las transmisiones por internet”, dijo.

“Eso tendría la ventaja de que todos los contratos (con jugadoras y personal técnico) podrían renegociarse y sería algo mucho más barato”, agregó.

Pero hasta el momento, aseguró, no está pensándose en esa alternativa.

“Al contrario, lo que yo veo es un gran entusiasmo y mucho deseo de que se juegue la temporada, ya sea con 24 o 18 juegos y restructurando la postemporada”, dijo.

Incluso, pensando en esa posibilidad, ya la liga dio pasos para adquirir unos pitos electrónicos que serán usados por los árbitros en los partidos, debido a que estos deberán llevar máscaras protectoras.

“Un amigo me dijo que la NBA los había usado en su liga de verano en 2011 o 2012 y que deben ser la regla ahora, porque se operan con la mano, mientras que el pito de boca obviamente es un peligro porque hay que soplar y sale saliva”, dijo.

“Y ya nos deben estar llegando en estos días”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*