Luego de que su defensa titular ante la puertorriqueña Amanda Serrano, señalada para el 2 de mayo en Manchester, fuera reasignada para el 4 de julio en la misma ciudad inglesa después de que la Junta de Control Boxístico Británico cancelara toda la acción de mayo, la irlandesa Katie Taylor no tan solo ha seguido promocionando ese combate, sino que ha empezado a hablar de un reto incluso más impresionante.

Medallista de oro en las Olimpiadas de 2012 celebradas en Londres, Taylor, de 33 años, campeona indisputada del peso ligero con marca de 15-0 y seis nocauts, estará exponiendo sus cetros ante Serrano (38-1-1 y 28 nocauts), de 31 años, quien ha reinado en siete divisiones distintas y actualmente es la campeona peso pluma de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) en la pelea que la propia Taylor reconoce que es la más importante para las respectivas carreras.

“Las dos estamos corriéndonos un gran riesgo”, dijo recientemente Taylor en una entrevista con Sky Sports News. “Esta es una pelea que puede definir la carrera de la ganadora, afincándola como la número uno del boxeo femenino”.

“Es una pelea muy emocionante, no solo para el boxeo femenino, sino para el boxeo en general. Una pelea que la gente quiere ver”.

“Es la mejor enfrentando a la mejor”.

“Pero yo voy hacia cada pelea con la misma mentalidad. Nada ha cambiado. Ella (Serrano) obviamente habla mucho y va a ser lo mismo para esta pelea, pero yo nunca entro en eso”.

Pero, claro, Taylor también reconoció que la noruega de origen colombiano Cecilia Braekhus, de 38 años, quien tiene marca de 36-0 y nueve nocauts, quien ha sido campeona del peso welter desde 2009 y de los cuatro organismos principales desde 2014, también parecería tener derecho a reclamar ser la número uno.

Y Taylor, que ya ha sido también campeona de las 140 libras, recordó que Cecilia ha expresado su deseo de enfrentarse con ella, en la que sería una pelea entre las únicas dos boxeadoras que han conseguido el reconocimiento simultáneo de las cuatro organizaciones.

“Quiero estar en las peleas más grandes y no puedo mirar más allá de Serrano, pero, si gano, esa pelea con Braekhus sería algo histórico: campeona indisputada contra campeona indisputada. ¿Habrá ocurrido eso alguna vez en la historia del boxeo?”

Braekhus tiene pendiente su próxima defensa ante la norteamericana Jessica McCaskill, campeona junior welter de la AMB y el CMB, que originalmente estaba programada para el 17 de abril en Maryland pero ahora está en espera de una nueva fecha.

Taylor cuenta con una victoria por decisión sobre McCaskill en 2017 en una defensa de su cetro ligero.

“Me imagino que Cecilia debe ganarle boxeando, pero Jessica tiene pegada y cualquier cosa puede pasar”, dijo.

Al igual que cuando estaba señalada para el 2 de mayo, la cartelera del 4 de julio será estelarizada por el combate por el cetro pesado interino del CMB entre Dillian White y Alexander Povetkin.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*