La Selección Nacional se encuentra en medio de gestiones investigativas tras el anuncio de que el delantero fuerte de los Hawks de Atlanta, John Collins, pudiera ser de ascendencia puertorriqueña. 

El atlético jugador de 22 años, y quien brincó un avión en una competencia de donqueos, mencionó en entrevista al periodista Paolo Uggetti del portal The Ringer que estaba aprendiendo a hablar español, y cuando Uggetti le preguntó por qué particularmente español, contestó:

 “Mi mamá es puertorriqueña. Mi abuelo es puertorriqueño. Así que definitivamente siempre quise aprender. Mi madre puede hablar español bastante bien, ya no creo que sea fluida, pero todavía puede hablar español muy bien. La mayoría de mi familia del lado de mi madre puede. Siempre me enojé un poco cuando hablaban español, el hecho de que sé lo que dicen, pero no del todo”, expresó Collins. 

Collins, en su tercera temporada como profesional, se estableció como uno de los mejores jugadores jóvenes en la liga con promedios de 22 puntos y 10 rebotes como pareja del estelar Trae Young. Su temporada, sin embargo, se vio nublada tras una suspensión de 25 juegos por una violación del Programa Antidrogas de la NBA después de dar positivo por una hormona del crecimiento.

Sin embargo, el dirigente de la selección boricua, Eddie Casiano, fue a sus redes sociales a aclarar que hay una confusión y que Collins no es candidato a la selección. 

“Según su agente, su mamá es de Santa Lucía. Se volvió a contactar en relación a sus expresiones y es de Santa Lucía”, expresó Casiano en Twitter a preguntas de la cuenta especializada en el baloncesto boricua @Purbasket1

La confusión causó algarabía en las redes sociales que ya soñaban con ver a Collins vistiendo los colores nacionales.