Ni la pandemia pudo detener la más grande de las tendencias en la NBA del 2020, la inclinación a generar escándalos y rumores noche tras noche. 

La más reciente llega de Utah, donde la supuesta fractura en la relación de sus dos estrellas, el dos veces Jugador Defensa del Año Rudy Gobert y el explosivo Donovan Mitchell tiene a periodistas especulando en qué equipo podrían terminar si la franquicia decide cambiar a uno de sus pilares. 

La tensión en la relación nació luego de que Gobert diera positivo al coronavirus, el primer jugador públicamente diagnosticado, poco antes de que se suspendiera la temporada. Mitchell dio positivo en los días siguientes. Desde entonces ha salido a relucir que otros jugadores, entre ellos el estelar Steph Curry, ya habían sido diagnosticado antes que Rudy. 

Adrian Wojnarowski, de ESPN, informó que los jugadores del Jazz sintieron que Gobert era “descuidado en el locker tocando a otros jugadores y sus pertenencias” en un tono jocoso. También se volvió viral el video de Gobert tocando todos los micrófonos y grabadoras de los periodistas en una conferencia de prensa, todo antes que diera positivo al virus. 

Sam Amick, de The Athletic, informó que “Mitchell se muestra reacio a arreglar lo que podría ya haberse roto y la relación no parece rescatable”.

El Jazz ya negó la posibilidad de un cambio. Tony Jones, de The Athletic, informó que Mitchell está en la “lista de los jugadores más intocables de la liga para el Jazz” como “un talento dinámico” en la cancha y “excelente en la comunidad”. Jones también señaló el hecho de que el Jazz “construyeron toda su identidad alrededor de la defensa de Gobert y tampoco planean mover al hombre grande.

Aún así, no sería la primera vez que una franquicia niega posibles movidas luego de tensión en el camerino. En las pasadas décadas, vimos bochinches de camerinos culminar con jugadores en nuevos equipos, incluyendo con la dinastía de Shaq y Kobe en Los Angeles cuando los Lakers enviaron a O’Neal a Miami a pesar de haber ganado tres campeonatos al hilo en años recientes. 

Este mismo verano, vimos a Kevin Durant decirle adiós a una posible dinastía en Golden State para firmar con los Nets de Brooklyn luego de un año cargado de rumores de discordia de los que hoy se hablan abiertamente en los medios. 

La diferencia en edad hace más probable un cambio de Gobert que de Mitchell. El francés, que promedió 15 puntos, 14 rebotes, dos tapones e iba encaminado a ser uno de los favoritos a ganar su tercer premio de Jugador Defensa en el momento que se suspendió la temporada, tiene 27 años, mientras que Mitchell acaba de cumplir sus 23.

De caer en el mercado, Rudy tiene el valor suficiente y el interés de equipos que le permitiría al Jazz pedir un botín a cambio. Entre los equipos contendores para la próxima temporada, los Nets podrían hacer un paquete alrededor del centro Jarrett Allen y el alero Caris LeVert. Los Celtics podrían poner a Marcus Smart y turnos de primera ronda sobre la mesa. El Thunder podría ofrecer a Steven Adams y algunos de la retahíla de turnos de primera ronda que poseen luego del saqueo en los cambios de Paul George y Russell Westbrook. 

También hay equipos jóvenes en los que Rudy sería de gran ayuda, como los Bulls y Kings, desesperados ambos por dar el salto a la postemporada. El más temido en la liga de los posibles escenarios sería que los Warriors pongan su turno de primera ronda, muy probable del uno al cuatro, sobre la mesa junto al contrato de Andrew Wiggins y más bienes por el centro.  

El Jazz va a hacer todo lo posible por apaciguar la tensión, pero cuando el río suena… 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*