A pesar de que no está recibiendo las terapias que necesita, Wilfredo Benítez se ha mantenido en buen estado y mostrando mejoría en Chicago, donde fue transportado en mayo de 2018 para recibir atención médica avanzada y atender la gran gama de padecimientos que le mantenían postrado en una cama y apenas sin poder comunicarse, encabezados por el Mal de Parkinson.

“Las terapias son importantes”, dijo Yvonne, hermana y tutora legal del legendario excampeón mundial en tres divisiones distintas y miembro del Salón de la Fama del Boxeo Internacional que fue transportado a Chicago gracias a un grupo de apoyo que eventualmente le consiguió un apartamento y atención en el prestigioso hospital Northwestern Memorial.

“Son masajes, para que no se entumezca en la cama”, explicó. “Al principio venían aquí al apartamento a dárselas, pero ahora había que llevarlo al hospital y, claro, todo eso se suspendido debido al coronavirus”.

“Pero de todos modos yo se las estoy dando como puedo”, agregٕó.

 “Y él sigue mejorando, como lo ha hecho desde que estamos acá”, dijo. “Tiene sus momentos en los que nos habla, dice sus palabras, y hasta se ha sentado”, dijo sobre el carolinense de 61 años de edad que en su carrera acumuló un récord de 53-8-1 y 31 nocauts.

“Yo creo que es listo: está hasta más suelto que yo, aunque yo me paso dándole medicamentos creo que desde las seis de la mañana hasta las 12 de la noche”.

Aparte de eso, dijo, Wilfredo no ha tenido problemas tampoco para resistir los crudos inviernos que caracterizan a la llamada Ciudad de los Vientos.

“Eso no ha sido problema: yo lo cuido muy bien”, dijo Yvonne, quien se encuentra en el apartamento junto a su esposo, Efraín Crespo, aunque su hija, Von Marie, actualmente reside cerca de una hora de allí, en uno de los suburbios.

“Yo recibo el seguro social y el apartamento lo pago yo con mi dinero”, dijo Yvonne, “y tratamos de salir lo menos posible, pero a veces tengo que salir al mercado a hacer las compras y a la farmacia a conseguirle los medicamentos”.

“Yo tengo dos hijos que están en Puerto Rico y me mantengo en contacto con ellos y viendo las noticias para ver cómo están las cosas allá, y me parece que Puerto Rico ha sido de los sitios que más rápido y mejor ha actuado”, dijo.

“Aquí también se mantienen abiertos los mercados y las farmacias, a veces en un horario alterado, pero aunque se pide que haya una distancia mayor entre las personas en las filas, no se limita la entrada de los clientes:”, dijo, por ejemplo.

El Northwestern posee uno de los mejores centros para el tratamiento del Parkinson en todo el país, y fue donde en determinado momento llevaron a Muhammad Ali.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*