Ante el panorama incierto por la pandemia del coronavirus, la NBA se ha mantenido en un estado de parálisis, con una gama de opciones que van desde tomar las riendas del calendario desde el momento en que se detuvo la competencia hasta la cancelación del resto de la temporada. De ese segundo panorama ser el caso, la NBA se quedará sin un campeón por primera vez desde su nacimiento en el 1949. 

Al la misma vez, existen varios equipos que dependían de esta postemporada para autoevaluarse, y tomar decisiones sobre el futuro de la franquicia. 

Veamos cuáles son los equipos que más necesitan de los playoffs para desarrollar estrategias por los próximos años. 

Sixers de Filadelfia

Los Sixers entraron a la temporada como uno de los favoritos, sino el predilecto, para ganar la Conferencia del Este. Lesiones y falta de coherencia los tiene empate por la quinta posición, y sin ventaja local en la primera ronda de la postemporada. En el momento de la suspensión de temporada, los Sixers estaban lidiando con una seria lesión de espalda del estelar Ben Simmons, con su inversión de verano de $109 millones Al Horford viniendo del banco y con la terrible realidad que ambos Joel Embiid y Simmons tienen muchas mejores estadísticas, tanto de avanzada como tradicionales, cuando juegan sin el otro en cancha. Una mala postemporada les podía dar dirección hacia el cambio de dirigente y de una de sus estrellas. Una buena daba esperanza a un futuro donde la continuidad era el camino a seguir y podría culminar en un eventual campeonato.      

Rockets de Houston

El Gerente General de los Rockets, Daryl Morey, ha sido vanguardia en muchas de las tendencias de cómo se juega el baloncesto en el 2020. Su más reciente apuesta es a jugar sin un centro tradicional y con alineaciones donde nadie mide más de 6-7. El complejo cambio que envió a Clint Capela a Atlanta y trajo a Robert Covington a los Rockets los deja con un cuadro basado en versatilidad y escaso en estatura en una postemporada donde se cruzaría con luceros como Anthony Davis, Nikola Jokic y el paciente cero Rudy Gobert. De funcionar, daría paso a una fila de imitadores la próxima temporada. De errar, podría ser el fin de Morey y Mike D’antoni con los Rockets. 

Nets de Brooklyn

De Brooklyn competir por un campeonato en los próximos años, sería de la mano de Kevin Durant, quien aún sigue en recuperación tras la temida lesión de tendón de Aquiles, y a menor escala del también lesionado Kyrie Irving. Los Nets poseen actualmente un equipo competitivo que se encuentra séptimo en la Conferencia a pesar de la ausencia de su superestrella y el armador estelar, con una variedad de jugadores de reparto de mucho valor. El análisis de la administración de los Nets no debe girar alrededor de quiénes son los mejores jugadores del núcleo, sino quién del grupo de Spencer Dinwiddie, Caris LeVert Jarrett Allen, Joe Harris y Taurean Prince tiene las habilidades para complementar a sus dos estrellas. De no darse la postemporada, irían a ciegas a la próxima temporada con posiblemente un equipo incoherente. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*