Los Juegos Olímpicos del 2020, programados originalmente para comenzar el 24 de julio en Tokio, Japón, fueron oficialmente aplazados el martes.

Eso fue lo que le comunicó el primer ministro japonés, Shinzo Abe, al Comité Olímpico Internacional (COI), que aceptó la propuesta, según confirmaron después en un comunicado de prensa que redactaron en conjunto. “Los Juegos deben reprogramarse para una fecha posterior a 2020 pero no más tarde del verano de 2021 para salvaguardar la salud de los atletas”, expusieron sin ofrecer una fecha concreta. 

Pero Tokio piensa en el verano del año próximo. 

El mandatario nipón mantuvo una conversación telefónica con Thomas Bach, presidente del COI, y en ella le planteó el escenario de 2021 como el preferido. Los líderes concluyeron que Tokio puede ser “un faro de esperanza para el mundo durante estos tiempos difíciles” y acordaron que se mantenga el nombre de ‘Juegos Olímpicos y Paralímpicos Tokio 2020’ y que la llama permanezca en Japón.

En entrevista con los medios locales e internacionales, Abe habló directamente de aplazar los Juegos por un año.

“Japón, como país anfitrión, bajo las actuales circunstancias, ha propuesto que (el COI) estudie si se puede aplazar en cerca de un año para que los atletas puedan tener la mejor condición y Bach me respondió que está de acuerdo en un cien por ciento. Así que hemos llegado al acuerdo de realizar los Juegos en Tokio no más allá del verano de 2021”, cerró.

Ahora Tokio, que ha invertido unos 35,000 millones de euros en total para levantar los Juegos, de los que 12,000 se destinan a presupuesto operativo, debe hacer frente a muchos obstáculos. Pero ante la perspectiva de una cita incompleta, ha preferido optar por el margen de un año. 

Según se informó, el problema más difícil que encara el Comité Organizador ahora es qué hacer con la Villa Olímpica. Los 5,600 apartamentos construidos en la bahía están vendidos, y sus nuevos propietarios debían entrar a partir de septiembre. También hay sedes temporales que deben mantenerse, millones de noches de hotel por recolocar y ampliar los contratos de todos los trabajadores. 

Por su parte, el COI tendrá que negociar con las federaciones internacionales. Los Mundiales de Atletismo de Eugene (Estados Unidos) están programados del 6 al 15 de agosto, pero World Athletics ya mostró sus disposición a moverlos. Los de Natación son en Fukuoka (Japón), del 16 de julio al 1 de agosto. También debe definir los preolímpicos (hay un 43% de deportistas por clasificar) y pactar con televisiones y aseguradoras los nuevos términos. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*