La coapoderada y gerente general de las Changas de Naranjito, Tatiana Encarnación, reconoció que una de las preocupaciones que tiene su equipo en caso de que pueda reanudarse la temporada es la disponibilidad a largo plazo de su estelar opuesto, la mexicana nativizada Andrea Rangel. 

“Lo cierto es que el permiso que ella tiene de parte de la Federación Mexicana es hasta el 30 de mayo”, dijo la destacada exjugadora boricua.

“Claro, eso no quiere decir necesariamente que no se lo puedan extender”.

De no haber existido la suspensión causada por las medidas para afrontar el coronavirus, ya para esa fecha, en circunstancias normales, se hubiera terminado la temporada, pero todo indica que la liga de voleibol femenino, en su deseo por jugar el torneo completo, se inclina a alargar el torneo y sus series de postemporada hasta el verano.

La selección mexicana, de la cual Rangel es capitana, también tiene pendiente en esas fechas unos compromisos internacionales que no se han suspendido ni cancelado.

La Liga de Naciones se celebraría de mayo a julio, por ejemplo.

“Todavía no se ha dicho nada y ahora mismo todo es especulativo, pero creo que la Liga de Naciones va a suspenderse porque actualmente todas las temporadas están suspendidas”, dijo Encarnación.

Tanto México y Puerto Rico debían participar en los clasificatorios para la Liga de Naciones de 2021, que se celebrarían en unos fines de semana particulares.

Pero ya en una reunión el presidente de la Federación Puertorriqueña, Dr. César Trabanco, indicó que, en todo caso, se harían arreglos aquí para que Naranjito no tenga juegos en esas fechas.

“Y que aunque también Puerto Rico tendría juegos, posiblemente se harían arreglos y se enviaría a la selección juvenil”, agregó Encarnación.

“Pero nosotros no somos los únicos que tenemos estos problemas”, aseguró. “Aquí hay jugadoras a las que se les puede expirar las visas de trabajo, o que tienen trabajos en el verano, por ejemplo”.

Pero Encarnación duda que el torneo pueda reanudarse a corto plazo.

“Yo no tengo el expertise para esto, pero sinceramente no veo cómo el gobierno pueda levantar el toque de queda para el 30 de marzo”, dijo, “y que empiecen a abrir todas las canchas de inmediato”.

Por otro lado, Encarnación dijo que a la acomodadora refuerzo MacKenzie Welsh se le concedió un permiso por una semana y está de regreso en Michigan, donde reside, aunque las otras jugadoras que viven en el exterior —Rangel y Noami Santos-Lamb, quien vive en España—, permanecen en Puerto Rico.

A todas, los encargados de la preparación física les han diseñado un programa de trabajo que puedan seguir en sus casas, dijo, con tal de mantenerse lo más posible en forma, concluyó.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*