Hasta temprano en la tarde de este lunes se había mantenido viva, aunque a duras penas, la esperanza de que la crisis por el coronavirus no provocara también la cancelación de la pelea titular que el boricua Thomas Dulorme tenía prevista para el 11 de abril en Minnesota.

Pero, en horas de la tarde, ese combate por el vacante cetro interino de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) con Jamal ‘Shango’ James que iba a ser transmitido por Fox desde The Armory, en Minneapolis, formó parte de la cancelación masiva de todas las carteleras que la Premier Boxing Champions tenía señaladas para marzo y abril.

“Debido a la creciente preocupación en torno al Covid-19”, leyó el comunicado, “todos los eventos de Premier Boxing Champions señalados para celebrarse en marzo y abril han sido cancelados y serán reasignados para fechas futuras”.

“En estos momentos no hay información acerca de futuros programas”, agregó.

“La salud y la seguridad de los boxeadores, los fanáticos y aquellos que trabajan en los eventos son de la mayor importancia para nosotros”, dijo Tom Brown, presidente de TGB Promotions y principal promotor de los programas cancelados, de acuerdo al comunicado.

Horas antes, Ryan Burton, manejador de Dulorme (25-3-1 y 16 nocauts), quien reside en Las Vegas, aún estaba cruzando los dedos.

“Hasta el momento sigue en pie”, dijo, “pero la realidad es que esta es una situación que cambia día a día”.

“Nuestra esperanza es que el viernes pasado, también en Minnesota, se celebró una cartelera sin público, y que ahora se pueda hacer lo mismo”.

Ese programa, celebrado en la ciudad de Hinckley y también ligado a la Premier Boxing y al superagente Al Haymon, fue televisado por Showtime, siendo estelarizado por el combate en el cual el junior welter Brandun Lee derrotó a Camilo Prieto en el tercer asalto.

Dulorme llevaba dos meses entrenando en Indio, California, con Joel Díaz, para el encuentro con James (26-1 y 12), quien es natural de Minnesota.

Muchas otras carteleras han sido aplazadas o canceladas ya en Estados Unidos, como consecuencia de las medidas de seguridad tomadas frente a la crisis causada por la pandemia del coronavirus.

Y no solo en Estados Unidos, claro está.

Una de las víctimas más recientes fue la final del torneo de la World Boxing Super Series para el peso crucero, entre el cubano Yuniel Dorticós y Mairis Briedis, que estaba señalada para el 21 de marzo en Riga, Latvia y fue reasignada para el 16 de mayo.

De acuerdo a lo informado, las autoridades de ese país han prohibido hasta el 14 de abril toda actividad que cuenten con la presencia de más de 200 personas.

En Puerto Rico, la orden actual básicamente ha suspendido hasta el 31 de marzo toda actividad deportiva, lo cual ha provocado ya la suspensión de tres carteleras boxísticas, señaladas para el 14, 21 y 27 de marzo, y ninguna se ha reasignado de forma oficial.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*