Quizá la verdadera guerra empiece si el 11 de abril Thomas Dulorme derrota a Jamal ‘Shango’ James en Minnesota y conquista el cetro interino de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) para el peso welter.

Porque entonces se abrirán las compuertas para la discusión acerca de cuál país podrá reclamarlo para su lista de campeones mundiales.

De primera vista no parecería algo fácil: “Yo nací en St. Marteen, mi madre es dominicana y mi padre francés”, dijo Dulorme (25-3-1 y 16 nocauts) desde su campo de entrenamiento en Indio, California, donde lleva ya siete semanas preparándose con su entrenador habitual, el reconocido Joel Díaz.

Pero Dulorme, de 30 años, resolvió la disputa de antemano: “Siempre que me preguntan yo digo que soy puertorriqueño”.

“Puerto Rico me lo dio todo”, agregó. “Ahí crecí, ahí estudié, ahí aprendí a boxear”.

Durante años residió y entrenó en Carolina hasta que a mediados de la década pasada se fue a vivir a Las Vegas, donde por bastante tiempo fue uno de los protegidos de la compañía de Floyd Mayweather, Jr., y actualmente está ligado al superagente Al Haymon.

Pero el alcance internacional de Dulorme no se ha detenido ahí: su esposa es española y él reside parte del año en España, aunque siempre viaja a California cuando tiene que entrenar para una pelea.

“Siempre me ha gustado conocer distintas partes del mundo”, dijo.

Su carrera ha tenido sus altibajos: en 2012, en una eliminatoria del CMB, cayó noqueado en el séptimo asalto ante el pegador argentino Luis Carlos Abregu, y en 2015, al disputar el vacante cetro junior welter de la OMB, cayó en seis asaltos ante Terence Crawford.

Dulorme, quien en su última pelea derrotó por amplia decisión en septiembre pasado al hasta entonces invicto Terrell Williams, tristemente recordado por haber sido el peleador que lastimó con sus golpes ilegales a Prichard Colón, cree que esas son las únicas manchas genuinas en su expediente, aunque también aparecen una derrota por decisión ante el cubano Yordenis Ugás en 2017 y un empate con Jessie Vargas en 2018.

“Todo el mundo sabe que yo verdaderamente gané esas peleas”, dijo.

La derrota en 2017 ante Ugás fue por tarjetas de 93-92, 93-92 y 94-91, luego de que a Dulorme le restaran dos puntos por supuestos golpes bajos en los asaltos sexto y décimo.

Ugás, de paso, le propinó en 2016 a James la única derrota de su carrera, pero por tarjetas más amplias: 99-91, 98-92 y 96-94.

“James es un buen peleador, un peleador que tiene su ritmo y que está en una división fuerte”, dijo Dulorme sobre el peleador de 31 años, natural precisamente de Minnesota.

“Pero sinceramente yo no creo que esté al nivel de los mejores de la división, mientras que ya yo tengo experiencia peleando con algunos de ellos”.

“Yo nunca pienso que tenga importancia el lugar donde se celebre la pelea”, agregó, reaccionando al hecho de que el combate se celebrará en The Armory, en Minneapolis, Minnesota.

“Pero, aunque también puedo ganar por decisión, voy a salir a buscar el nocaut”.

El combate estelarizará la cartelera que será transmitida por Fox.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*