Ya de antemano, obedeciendo la directriz gubernamental de suspender toda actividad en grupo, las Llaneras de Toa Baja habían detenido tanto sus prácticas en la cancha como su entrenamiento en el gimnasio.

Este martes, finalmente, el director de torneo de la liga de Voleibol Superior Femenino, José ‘Picky’ Servera, lo hizo parte de la política oficial del organismo al difundir un comunicado interno en el que se suspendía toda actividad en la que participaran varias personas.

Es por esta razón que el apoderado de las Llaneras, Ing. Marcos Martínez, cree que, de poder reanudarse la temporada, esto no podrá ocurrir tan temprano como se había pensado, cuando incluso se había hablado de la posibilidad de volver a las canchas el 3 de abril si se elimina el toque de queda que por el momento se ha establecido hasta el 30 de marzo.

La Liga tiene proyectado reunirse el 31 de marzo para evaluar la situación.

“Suponiendo que el toque de queda se elimine el primero de abril”, dijo Martínez, “es evidente que no se podría volver a jugar enseguida si las jugadoras llevan par de semanas sin ningún tipo de actividad física”.

“Habría que darles un tiempo a los equipos para que las jugadoras puedan volver a ponerse en forma, de modo que se eviten las posibles lesiones”.

Dicho esto, y si el torneo en efecto se completa con su itinerario original de 24 juegos por equipo, “no me extrañaría que estuviéramos jugando todavía  en el verano, hasta junio”, comentó.

De acuerdo al apoderado, aunque el presidente de la Federación, Dr. César Trabanco, ha sugerido la posibilidad de reducir la cantidad de juegos, el consenso entre los apoderados es el de mantener la cantidad original.

“Para mí, esta ha sido una temporada de grandes retos y, por eso, si la reanudamos, me gustaría jugarla en su totalidad”, dijo.

“El único equipo que presentó un reparo fue Naranjito”, dijo, “porque ellos tienen a (la mexicana) Andrea Rangel y la selección de México iba a estar en el torneo de Norceca para esa época y ellos temían perderla”.

“Pero tengo entendido que Cristóbal Marte (Presidente de Norceca) ha dicho que, en vez de retrasar el torneo, va a adelantarlo y que va a celebrarlo en mayo”, agregó. “Como es un torneo de solo tres días, no creo que ningún apoderado aquí se opondría a que Naranjito tenga esos días libres en su itinerario”.

Aparte de eso, “ninguna de las refuerzos que está aquí están camino de participar en las Olimpiadas con sus países, por lo que podrían quedarse sin problemas”.

Ese es el caso de Yeliz Basa, la refuerzo turca de las Llaneras, quien no viajó a su país durante esta suspensión de la temporada.

“El peligro si viajaba era que tal vez después no pudiera volver a salir de su país”, dijo el apoderado.

Las únicas jugadoras con la que no cuentan actualmente las Llaneras son la acomodadora Natalia Valentín, quien estaba jugando en Polonia pero ya está de regreso en su residencia en Omaha, Nebraska, cumpliendo su cuarentena obligatoria de 14 días para reportarse al equipo cuando sea posible, y la central Neira Ortiz.

Esta, quien jugaba en Alemania, tenía pasaje para volar este miércoles de regreso pero, por incertidumbre con los vuelos, optó por quedarse en el país hasta que se aclarara un poco más el panorama.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*