Al igual que los demás sextetos, las Valencianas de Juncos se han visto obligadas a suspender todo tipo de actividad colectiva en espera de que concluya el toque de queda gubernamental y se reanude la temporada.

“Yo creo que esto va para largo, o por lo menos para más tiempo de lo que se ha dicho”, opinó el dirigente David Alemán, “pero todo el mundo está pendiente del 30 de marzo y lo que diga la gobernadora entonces”.

La mandataria Wanda Vázquez programó el toque de queda general inicialmente hasta esa fecha, en un esfuerzo por controlar la pandemia del coronavirus en Puerto Rico, y la Liga Superior Femenina suspendió su temporada el 12 de marzo con miras a una reunión que sus apoderados deben sostener el 31 de marzo para determinar los pasos a seguir.

“Dependiendo de cuán largo sea el receso”, dijo Alemán, “habría que ver cuánto tiempo haría falta para que los equipos puedan practicar y estar listos de nuevo, pero yo diría que sería por lo menos de entre siete y 10 días”.

Las dos refuerzos del equipo, Stephanie Niemer y Alyse W. Ford, regresaron a Estados Unidos y están a la expectativa para volver si se reanuda la temporada.

“Stephanie se quiso ir y Alyse se fue a Orlando con Génesis Viera, la acomodadora, que tiene familia allí”, dijo.

“Ellas estaban viviendo juntas aquí y Alyse se fue con ella porque Génesis tiene un gimnasio allí y van a poder usarlo”, agregó.

Justo antes de que se detuviera la temporada, las Valencianas, con marca de 3-7 y 11 puntos en el sexto lugar, habían roto una cadena de cinco reveses al derrotar en cinco sets a las Llaneras en Toa Baja, en lo que representó el debut con el equipo de la veterana esquina Niemer, quien fue la mejor del partido con 24 puntos, seguida por los 19 de Ford y los 17 de Paulina Prieto.

Y Alemán esperaba precisamente que la llegada de Niemer les quitara parte de la carga ofensiva a las demás y le diera un nuevo impulso al conjunto.

“Luego ya habíamos practicado varias veces y la química era muy buena”, dijo, “y solo era cuestión de seguir jugando unos juegos más para que el equipo siguiera engranando”.

Y las Valencianas estaban listas para poner a prueba su nuevo poderío la noche del 12 de marzo en el Rafael G. Amalbert recibiendo a las campeonas Criollas de Caguas antes de que todo se paralizara hasta nuevo aviso.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*