Los primeros augurios no pudieron ser más tenebrosos: inaugurando la temporada en su cancha, el coliseo Antonio R. Barceló, las Llaneras de Toa Baja fueron dominadas ampliamente, 25-15, por las pentacampeonas Criollas de Caguas, el equipo al que algunos consideran que tienen grandes probabilidades de destronar este año.

Pero, sorpresivamente, las Llaneras no tardaron en transformar en gritos de celebración los adoloridos alaridos de la fanaticada, al barrerles los próximos tres sets, 25-13, 25-19 y 25-15 a las cagüeñas,

Sin embargo, el dirigente Luis Aponte no es de los que está dispuesto a proclamar un campeonato después de un solo juego.

“Yo prefiero coger las cosas juego por juego, según vayan desarrollándose”, dijo, absteniéndose de darle una importancia desmedida al encuentro.

“Pero sí fue importante porque sabemos que Caguas es un equipo contendor al que le tenemos mucho respeto por todo lo que ha logrado”.

Debora Seilhamer, de las Llaneras, levanta un balón junto a Kanisha Jiménez. [foto Laura Mojica]

“Pero también fue importante porque metemos más a la fanaticada para que nos siga apoyando en toda la temporada”, agregó.

Toa Baja contó con un ataque bien balanceado, liderado por Génesis Collazo (14 puntos), Oneida González (13), Dulce María Téllez (11) y Kanisha Jiménez, pero tal vez el dato más significativo fue que dominó 14-7 en bloqueos frente a unas cagüeñas que suelen dominar esa categoría.

“El bloqueo siempre va a ser importante para nosotros porque tenemos un equipo alto”, dijo Aponte, “pero el juego cambió luego de que el servicio comenzó a ser más efectivo”.

“Fue una victoria importante, especialmente porque empezamos mal”, dijo a su vez González, la opuesto venezolana nativizada que, precisamente, jugó con las Criollas el año pasado, ayudándolas a conseguir su quinto campeonato en ristra.

“Pero ganar así, en nuestra cancha, es algo que nos da más confianza y también ayuda a que subamos nuestro rivel de juego”.

En su debut con Toa Baja, el técnico Luis Aponte imparte instrucciones durante el encuentro del jueves. [foto Laura Mojica]

Después de descansar el viernes, las Llaneras volverán a la carga el sábado, a las 8:07 p.m., cuando reciban a las Valencianas de Juncos.

Aunque el equipo recibió el jueves la buena noticia de que había sido aprobada la visa de trabajo solicitada por su refuerzo turca, Yeliz Basa, una esquina de amplia experiencia internacional, no se cree que esta estará disponible para ese juego.

Según explicó Carlos Beltrán asesor del apoderado, el Ing. Marcos Martínez, aunque las autoridades federales confirmaron la aprobación, todavía el equipo está a la espera de recibir por escrito las instrucciones acerca del próximo paso.

“Ellos tienen que notificar dónde Yeliz tendrá que presentarse con ese documento para que le ponchen en su pasaporte la visa de trabajo, que puede ser aquí en inmigración o puede ser que sea en Estados Unidos”, dijo, “pero lo importante es que la visa fue aprobada y se eliminó esa incertidumbre”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*