Después de todo, un pedazo del campeonato de la Serie del Caribe se quedó en Puerto Rico.

Los Toros del Este, representantes de la República Dominicana y comandados por el piloto puertorriqueño Lino Rivera, se proclamaron el viernes campeones de la Serie del Caribe al derrotar 9-3 en el choque final a los Cardenales de Lara, de Venezuela.

Para Rivera, quien había dirigido sin éxito en cinco certámenes caribeños, se trata de su primer triunfo en la Serie del Caribe y la primera para la franquicia de los Toros, que también dominaron el campeonato dominicano en la serie regular.

Los Toros madrugaron con una carrera en la tercera, dos en la cuarta y dos en la quinta para sacar una sólida ventaja que no perdieron en ningún momento, y con tres en la octava sacaron el partido del alcance de los Cardenales.

Abraham Almonte se lució a la ofensiva por los dominicanos, con dos dobles entre sus tres indiscutibles, y tres remolcadas.

El inicialista de los Toros, Peter O’Brien, fue seleccionado el Jugador Más Valioso de la competencia.

Para Rivera, quien creció casi al frente del Hiram Bithorn en el residencial Nemesio R. Canales, se trató de “un sueño”.

“Me siento el hombre más afortunado del planeta. Tengo que agradecer a la República Dominicana por darme el trabajo. Logramos el primer campeonato de la Serie del Caribe para los Toros, aquí en mi tierra”, apuntó en medio de la celebración.

República Dominicana no ganaba una Serie del Caribe desde el 2012.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*