En 2017, Patrick Cora tenía 18 años y era considerado uno de los mejores prospectos del boxeo aficionado boricua, con buenas credenciales para tener éxito internacionalmente: zurdo, de más de seis pies de estatura y con un gusto por intercambiar metralla con sus oponentes que hacía recordar a Tito Trinidad, lo que le auguraba también un buen futuro en el profesionalismo.

Pero su entrenador en el gimnasio de Playita en Santurce, el otrora estelar peleador aficionado Felipón Nieves, pensaba que aún necesitaba pulirse bastante antes de hacerse profesional.

Tal vez por eso, Patrick se desligó de él y decidió hacerse profesional, debutando en diciembre de 2017.

El rompimiento fue poco amigable.

“Yo lo tenía desde que él tenía 10 años y para mí era casi como un hijo”, dijo Felipón. “Por eso le dije unas cosas que no le debía decirle y por las que luego le pedí disculpas, pero me sentí traicionado”.

Hoy en día, Patrick, quien cumplirá 21 años en marzo, tiene marca de 10-0 con siete nocauts como profesional y es un junior mediano que mide 6-2 que ha venido peleando en las carteleras que presentan las firmas PR Best Boxing y Spartan Boxing en el coliseo Rubén Zayas Montañez, de Trujillo Alto.

Su victoria más importante hasta ahora fue en su penúltima pelea, el pasado 26 de octubre, cuando derrotó por decisión en ocho asaltos a otro prospecto, Luis Midyael Sánchez, quien tenía entonces marca de 8-0 y seis nocauts.

Fue un combate en el cual Patrick, que estaba entrenando con Freddy Trinidad en el gimnasio de Caimito, demostró que en efecto ha pulido su boxeo y está usando sus ventajas naturales en estatura y alcance, sin necesidad de ponerse a intercambiar golpes en todo momento.

Sin embargo, este martes se le vio, sorpresivamente, entrenando de nuevo con Felipón en el gimnasio Félix Pagán Pintor de Guaynabo, administrado por Iván Calderón, donde, según dijo, había ido a guantear con  el invicto junior welter Jean Carlos ‘Lobo’ Torres.

Y tanto Patrick como Felipón indicaron que de nuevo están trabajando juntos.

“Voy a volver a mi casa, a Playita”, dijo el peleador. “Esta vez vine aquí por el guanteo”.

Y explicó: “No pasó nada con Freddy ni con el gimnasio de Caimito, todo está bien. Pero yo quería volver a mi estilo más agresivo de antes”.

“Hablamos, nos disculpamos, y vamos otra vez p’alante”.

“Lo importante es que no fue que yo lo busqué”, dijo Felipón. “El vino al gimnasio, habló conmigo y dijo que quería que volviera a entrenarlo”.

Originalmente había planes de que Patrick peleara en la cartelera que presentarán este viernes en el coliseo Rubén Zayas Montañez la PR Best Boxing y Spartan, “pero hubo un problema con el contricante y la pelea se cayó”, dijo el peleador.

“Se supone que ahora voy a pelear en mayo”.

Sin embargo, Patrick recalcó que ambas compañías “me están ayudando y me están poniendo a pelear, aunque no hay nada firmado. Es todo de boca”.

“Yo solo tengo un manejador —José Ortiz— pero  hay par de compañías promotoras con las que estamos hablando”.

Pero ahora está de regreso con su primer entrenador.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*