La derrota no pudo ser más dudosa, pero, incluso de no haberlo sido, Jayson Vélez dio el sábado pasado una demostración de tal magnitud en su revés por decisión dividida ante el panameño Jaime Arboleda que probablemente representará para su carrera mucho más que la mayoría de sus victorias.

Las distintas páginas boxísticas de internet que reseñaron la cartelera de Allentown, Pensilvania, que fue transmitida por Showtime, coincidieron unánimemente en que el encuentro a 12 asaltos, una eliminatoria de la AMB para las 130 libras, fue uno de acción constante que no solo salvó el programa, sino que opacó por completo a los dos combates estelares: desabridas victorias de Gary Russell, Jr. sobre  el mongol Tugstsgt Nyambayar para retener su cetro pluma de la AMB y del cubano Guillermo Rigondeaux sobre el venezolano Liborio Solís para capturar el vacante cetro gallo de la AMB.

Pero aunque sufrió una caída en el duodécimo asalto, Arboleda, décimo clasificado por la AMB y ahora con marca de 16-1 y 13 nocauts, fue declarado vencedor por decisión dividida 115-112 (para Vélez), 114-113 y 114-113 sobre el boricua, ahora con 29-6-1 y 21.

“Yo diría que la mayoría de la prensa, la gente de boxeo y uno de los jueces vio ganar a Jayson”, dijo Javier Bustillo, presidente de la Universal Promotions, que representa al peleador.

“Para mí no hay dudas: ganó los primeros tres asaltos y los tres últimos, más la caída: Arboleda lo que hizo en los últimos asaltos fue sobrevivir”.

Además, sin embargo, hay dudas de que solo hubiera una caída en el asalto final: “Hubo otras dos que el árbitro (Eric Dali) no contó”.

“En una de ellas Jayson incluso dejó de tirar porque vio que Arboleda había puesto una rodilla en el suelo”.

Bustillo dijo que de inmediato había hablado con los funcionarios de la AMB presentes en el programa—Renzo Bagnariol y George Martínez— para indicarles esa deficiencia arbitral “que incluso fue reseñada en la transmisión por televisión”.

“Los promotores (Premier Boxing Champions de Al Haymon) están 100% con nosotros en esto”, agregó.

Vélez tiene un acuerdo de tres peleas con la compañía de Haymon.

“Ellos están muy contentos con su actuación y me dijeron que van a trabajar en buscar la revancha o una pelea más grande que la revancha”.

Arboleda, entretanto, tiene en su esquina al poderoso promotor uruguayo Sampson Lewkowicz, que representa, entre otros, al campeón superwelter Jaison Rosario y a los excampeones David Benavides y Javier Fortuna, entre otros.

“Yo voy a darles 48 horas para ver qué hace la AMB”, dijo Bustillo. “Si a Jayson lo dejan clasificado segundo y ordenan una eliminatoria o una oportunidad titular en los próximos seis meses, estaremos bien”.

“Si no, entonces haremos una protesta formal”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*