A la edad de 39 años, el cubano Guillermo Rigondeaux se convirtió en el peleador más viejo en ganar un cetro del peso gallo, cuando derrotó por decisión dividida en la noche del sábado al venezolano Liborio Solís en una pelea celebrada en Allentown, Pensilvania que fue televisada por Showtime.

Ahora con marca de 20-1 y 13 nocauts, el dos veces campeón olímpico quedó al frente 116-111 y 115-112 en dos de las tarjetas y abajo 112-115 en la tercera frente a Solís (30-6-1 y 14) para obtener el título reconocido por la Asociación Mundial de Boxeo.

Rigondeaux, quien antes había reinado en las 122 libras, derribó a su rival en el séptimo asalto y lo tuvo en mal estado en otras ocasiones, aunque durante la mayor parte del encuentro, como acostumbra, se limitó a exhibir sus exquisitos recursos defensivos, provocando los abucheos del pַúblico.

Sin embargo, Solís lo sorprendió conectándole una andanada de golpes en el primer asalto y ocasionalmente logró llegar con sus golpes.

“Liborio es un excelente peleador, pero vi la oportunidad de conectarle y le produje la caída”, dijo Rigondeaux. “Fue una pelea competitiva. Lo felicito por mantenerse conmigo en el ring pero todo el mundo sabe que el mejor peleador ganó”.

En la pelea estelar de la cartelera, Gary Russell, Jr., retuvo por quinta vez su cetro pluma del CMB al derrotar por decisión al mongol Tugstsogt Nyambayar.

Las tarjetas fueron 118-110, 117-111 y 116-112.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*