Hay peleadores que se pasan anunciando sus retiros y al poco tiempo anuncian que saldrán del mismo para volver a pelear.

Hay otros, sin embargo, que sencillamente dejan de pelear, sin anunciárselo a nadie.

Ese pudiera ser el caso del tres veces campeón junior ligero de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), Román ‘Rocky’ Martínez, quien, en su última pelea, en julio pasado, cayó noqueado en dos episodios por el cubano Yuriorkis Gamboa.

“A Rocky no le gusta hablar de eso”, dijo este viernes su entrenador de siempre, Papo Torres, “pero si no está retirado, está casi ahí”.

“El está entrenando peleadores. Yo le pasé a todos mis peleadores, para que los entrene, aunque siempre con la supervisión mía”, dijo Torres, que tiene su gimnasio en Dorado.

Entre los peleadores a los que Rocky está entrenando se encuentra el junior ligero Miguel Marrero (9-1-2 y cuatro nocauts), quien se prepara para enfrentarse el 21 de marzo con Jean Carlos Quintana (9-0 y cinco) en un atractivo combate a ocho episodios en las 132 libras en la cartelera que se presentará en el Coliseo Roger L. Mendoza, de Caguas.

“De la única manera que volvemos es si surge una buena oferta, por una buena bolsa, pero nosotros no la estamos buscando”, agregó, “aunque Rocky nunca deja de trabajar en el gimnasio”.

De 37 años de edad y con marca, posiblemente final, de 30-4-3 y 18, el vegabajeño Martínez ganó por primera vez el cetro de las 130 libras cuando noqueó en cuatro asaltos al británico Nicky Cook en Manchester, Inglaterra, en marzo de 2009.

Perdió ese cetro en su tercera defensa tras sufrir una cerrada derrota por decisión ante el británico Ricky Burns en septiembre de 2010, pero recuperó el cetro vacante al vencer al mexicano Miguel Beltrán, Jr. por decisión dividida en una pelea celebrada en septiembre de 2012 en Las Vegas.

Ese cetro también lo perdió en su tercera defensa, al caer en ocho asaltos ante Mikey García en noviembre de 2013, pero lo recuperó de nuevo al destronar por decisión a Orlando Salido en abril de 2015, derribándolo dos veces en el encuentro celebrado en el coliseo José Miguel Agrelot.

Por último, perdió de nuevo la corona al caer en cinco episodios ante Vasyl Lomachenko en junio de 2016.

Entonces se mantuvo inactivo antes de reaparecer en marzo de 2019 con un triunfo en ocho asaltos sobre William González para luego enfrentarse a Gamboa.

“La realidad es que Rocky no tiene necesidad de volver a pelear”, dijo Papo. “El es un hombre que nunca gastó nada por gusto y está sólido económicamente”.

“Incluso tiene cuatro propiedades, todas pagas”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*