Apoyadas en buena medida en un esfuerzo casi sobrehumano de Andrea Rangel, quien anotó 31 puntos, las Changas de Naranjto casi le sacaron este jueves el juego a las Criollas en Caguas al caer en cinco sets en la primera confrontación de la temporada entre los dos finalistas de 2019.

El repunte de las Changas —después de haber caído abajo 2-0— fue especialmente impresionante debido a que lo lograron sin contar en ningún momento con la esquina Legna Hernández, y desde mediados de juego con su otra esquina titular, Noami Santos Lam.

Ambas están resentidas de las rodillas, explicó la gerente general y coapoderada Tatiana Concepción.

“El itinerario está tan cargado —nosotros tenemos seis juegos en ocho días, incluyendo dos back to back— que tomamos la decisión de descansar a nuestras jugadoras cada vez que sea posible”, dijo.

“Con Legna, sucedió que tuvo un ‘liqueo’ en su rodilla después del juego del martes (contra Juncos) y se le empezó a dar tratamiento”, agregó. “La decisión original fue la de descansarla estos dos días —jueves y viernes— para después evaluarla y decidir si puede jugar (el domingo contra Mayagüez)”.

Noami, entretanto, lideraba a las Changas con 16 puntos al momento de resentirse una rodilla en el juego contra Caguas, y, “por precaución la sacamos de juego”, dijo Encarnación, ex estelar jugadora de las Changas y de la Selección Nacional.

“No fue una lesión”, explicó, sin embargo. “Es que ella se operó de esa rodilla hace ya unos años y a veces tiene una molestia, y esta vez parece que ocurrió cuando en un momento tuvo que tirarse a la cancha”.

“Pero le han estado dando terapias y evaluándola y, si todo va bien, entonces regresaría a juego hoy (viernes) contra Trujillo Alto”.

De paso, el equipo, que juega para marca de 2-2 con ocho puntos y ocupa el segundo lugar, sufrió incluso antes del comienzo de la temporada la pérdida de su recién adquirida central Lynda Morales, quien sufrió la rotura de un tendón del tobillo en una práctica.

“Precisamente la están operando hoy (viernes)”, dijo Encarnación sobre la jugadora que reside en Estados Unidos. “Dependiendo de la severidad, todos los pronósticos dan para entre seis y 12 meses su tiempo de recuperación”.

Finalmente, Tatiana indicó que el equipo está interesado en reclutar tan pronto sea posible a su segunda refuerzo, para acompañar a la eficiente colocadora MacKenzie Welsh.

“Lo que pasa es que con lo tarde que comenzó la temporada, ya la mayoría de las jugadoras de calidad habían firmado para jugar en otras ligas”, dijo.

“Seguimos buscando: no estamos pensando en una posición en específico, ya que tenemos dos opciones y va a depender de la calidad de las jugadoras que estén disponibles, pero lo más probable es que sigamos esperando hasta que empiecen a terminar sus temporadas las que estén jugando en Europa y empiecen a estar libres”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*