El que escribió el libreto se la comió.

Entonces, Irad Ortiz, Jr. se encargó de seguirlo al pie de la letra.

En el Día de Reyes, con un Hipódromo Camarero lleno y la participación de dos de los mejores jinetes del mundo, el principal candidato a ganar el Premio Eclipse condujo magistralmente a la yegua Ausencia para ganar con relativa comodidad el Clásico Día de Reyes.

“Lo veía difícil”, reconoció Ortiz luego de la prueba a distancia de una milla y 1/16 que marcaba la primera ocasión en que la corredora del establo E.R.V. Enterprises pasaba de la distancia de 1,300 metros.

“Me preocupaba un poco el último octavo de milla, pero la yegua se me relajó bastante bien. Los entrenadores estaban confiados. Hicieron un tremendo trabajo”.

José (izquierda) e Irad saludan a la fanaticada que se dio cita en el Hipódromo Camarero. [foto Willín Rodríguez]

Ausencia trató de tomar la punta a la partida, pero La Muralla la rebasó junto a la valla, y luego de retomar la delantera tuvo que lidiar con Linda Lola, que trataba de colarse pegada a la valla. Ausencia finalmente sacó un par de cuerpos en los 600 metros finales y llegó a la meta con ventaja de tres y tiempo de 1:47.95. Cerró de primer candidato en las bancas. 

Las Monjas, con Edwin Castro en los controles, llegó segunda en la carrera con un premio de $55,280, superando por la cabeza a Rhina My Love, con Juan Carlos Díaz.

La monta de José Luis, Cantautora, fue subida de la quinta a la cuarta posición luego de que La Muralla fuera descalificada.

El Hipódromo Camarero aprovechó la visita de los hermanos Ortiz para rendirles un homenaje durante la jornada del lunes, e Irad la aprovechó para ganar un par de carreras, ya que se impuso con la corredora importada Entérate en la cuarta prueba de la cartelera.

Los hermanos posan con parte de su familia, que incluye a la esposa de José, la retirada jockette Taylor Rice. [foto Willín Rodríguez]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*