De todas las ligas profesionales, la NBA suele ser la menos sorpresiva. La naturaleza del baloncesto hace más probable el dominio de un equipo superior, minimizando los famosos upsets.

Con la llegada del punto medio de la temporada, llegó la hora de revisar qué equipos han sobresalido con su juego o confundido con su decepción, y qué se puede esperar por el resto de la temporada. Veamos.

Sorpresas:

Ambos los Grizzlies y el Thunder se encontraron en el sótano de su Conferencia en toda lista de análisis a comienzos de temporada. Dos armadores en polos opuestos de sus carreras están cargando con honra sus franquicia. A sus 34 años, Chris Paul está dando cátedra de liderazgo, cargando a la juvenil escuadra del Thunder y haciendo que el cambio de los Rockets por Westbrook luzca cada vez peor, mientras que el novato Ja Morant es un highlight nocturno, guiando a los Grizzlies a un chocante puesto entre los mejores ocho del Oeste hasta el momento. 

Decepción:

Sin duda esto ha sido un triste final para la dinastía Warriors, una que parece haber tomado esta temporada de sabática. Sí, las lesiones han sido un gran factor, pero inclusive antes de la salida de Steph Curry, ya los tres veces campeones en los pasados cinco años iban en picada. 

Sorpresa:

En un periodo de meses, los Raptors, ganaron el campeonato, perdieron al MVP de las finales Kawhi Leonard y a su partner Danny Green, arrancaron la temporada con problemas de lesiones en su cuadro regular completo, y aún así tienen récord de 29-14, bueno para terceros en la Conferencia y con Pascal Siakam dando un salto al estrellato. 

Decepción:

Portland llegó a las finales de conferencia la pasada temporada. Ahora tiene un récord perdedor; anda batallando por la calificación a la postemporada, y cuenta con Melo para lograrlo. Una triste propuesta para un equipo que entró a la temporada con sueños de campeonato. 

Sorpresa:

Los Lakers tienen dos de los mejores jugadores en la liga, pero aún así sorprende verlos en el tope de la Conferencia del Oeste con récord de 34 victorias y nueve derrotas. Los equipos construidos en un verano, incluyendo un nuevo cuerpo técnico, suelen tomar su tiempo en lo que caen en ritmo, pero ese no ha sido el caso en Hollywood, donde los Laguneros se han acoplado para contar con la tercera mejor calificación defensiva y la cuarta ofensiva. 

Qué se puede esperar:

La lucha por posicionamiento en el Oeste será de los temas más interesantes en la recta final. A pesar de que ambos equipos de Los Angeles proyectan ampliamente como los favoritos, es posible que, por descansos a sus estrellas, no terminen como los mejores dos en la Conferencia, dando paso a un posible enfrentamiento en las primeras rondas de la postemporada. También habría que ver quién se crece de entre el resto de los retadores en la Conferencia, como los Jazz, Nuggets y Rockets. 

En el Este, los Bucks son dueños y señores de la Conferencia, con la mejor defensa, mejor calificación neta contra la competencia, con su superestrella en todo su apogeo, y descansando a sus jugadores claves en el cuarto periodo por el amplio dominio. Milwaukee anda en ritmo de más de 65 victorias y el mejor récord en la liga. Los Sixers entraron como posibles retadores, pero los problemas en cancha entre Joel Embiid y Ben Simmons—ambos lucen mejor cuando el otro no juega—no les ha permitido llegar a su nivel óptimo. El Heat, los Raptors, los Celtics, los Pacers y esos Sixers han lucido bien, pero ninguno se aproxima, en su forma actual, a poder retar a Giannis y su combo.  

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*