Carlos ‘Sugar’ de León, el excampeón mundial boricua, falleció en la mañana de este miércoles primero de enero, a la edad de 60 años.

El otrora cuatro veces campeón peso crucero del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) residía en Buffalo, Nueva York, y fue en el baño de su residencia que su esposa lo encontró postrado.

“Ella llamó a los paramédicos pero cuando llegaron no le encontraron signos vitales”, dijo el expeleador y ahora entrenador radicado en Las Vegas, Carlos ‘Sugar’ de León, Jr,, hijo de su primer matrimonio.

“Se está diciendo que pudo haber sido un ataque del corazón, pero en realidad no vamos a saber nada hasta que no le hagan la autopsia y nos entreguen los resultados mañana o pasado”.

“Pudo haber sido por una caída o por un medicamento”.

El año pasado Sugar había tenido graves problemas de salud que le condujeron a estar hospitalizado un tiempo, en especial por confrontar problemas para tragar.

“Lo que pasó fue que él tenía un nacido muy pequeño en la garganta que nunca se atendió y fue creciendo hasta ponerse tan grande que tenía problemas para tragar y para hablar”, dijo su hijo. “Incluso cuando comía la comida se iba por otra parte de la garganta y se temía que se convirtiera en algo grave, pero al final se operó y estaba bien”.

Sugar, Jr. viajaba este miércoles o el jueves para estar con su familia, que incluye a su tío, Juan, hermano de Sugar, el entrenador y manejador de boxeadores como Tito Acosta y Alberto Machado, quien también reside en Buffalo.

“Allá se va a decidir qué se va a hacer: si lo van a enterrar en Buffalo o lo llevamos a Puerto Rico”, dijo.

Natural de Caimito, y considerado un modelo perfecto del particular estilo de los peleadores caimiteños, con su mezcla de buen boxeo y buena pegada, Sugar, de personalidad afable y cariñosa, reinó cuatro veces como campeón peso crucero del CMB en una carrera que se extendió de 1974 a 1995 en la que tuvo un récord de 53-8-1 y 33 nocauts.

En sus mejores años, estuvo ligado al promotor Don King y al manejador Yamil Chade, quien antes manejó a Wilfredo Gómez y luego, por un tiempo, fue comanejador de Félix ‘Tito’ Trinidad, y entre sus peleas más importantes se encontraron triunfos sobre el excampeón mundial peso completo Leo Spinks y el monarca crucero Marvin Camel.

El 9 de abril de 1988, en el Caesars Palace de Las Vegas, cayó en ocho asaltos ante Evander Holyfield, entonces campeón de las 190 libras por la AMB, en un combate unificatorio.

Como entrenador, trabajando junto a Juan, Sugar trabajó con el cotizado peso completo Joe Mesi, natural de Buffalo, y luego con varios de los peleadores manejados por su hermano.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*