El largo suplicio relacionado con el posible regreso de las jugadoras refuerzos a la liga superior de voleibol femenino boricua parece estar a punto de concluir, y los indicios son que todo se va a resolver favorablemente.

Aunque sin entrar en detalles y explicando que estaba limitado legalmente por un acuerdo de confidencialidad, el líder federativo dominicano Cristóbal Marte, presidente de la Norceca, el organismo regional que regula el voleibol en Norteamérica, América Central y el Caribe, confirmó este domingo que el departamento legal de su organismo evalúa una propuesta que le hiciera llegar el sábado la Federación Puertorriqueña de Voleibol.

Y agregó que posiblemente para el lunes en la tarde o el martes debe haber una respuesta, “ya sea en una dirección o en otra”.

Incluso dijo que no estaba en libertad para discutir de qué se trataba la propuesta, pero evidentemente la misma obedece a la decisión de Norceca de no autorizar la participación de jugadoras refuerzos en la liga femenina boricua hasta que el organismo local no salde una deuda pendiente desde 2013 con dos refuerzos dominicanas, la cual se estima que asciende ahora a $92,000.

“Después de que recibiéramos la propuesta de la Federación de Puerto Rico el sábado en una comunicación de su abogado”, dijo Marte, “yo lo confirmé en una conversación telefónica el domingo con el Dr. César Trabanco (presidente de la Federación puertorriqueña)”.

“¿Que si esto quiere decir que hay esperanzas de un acuerdo? Siempre la ha habido”, dijo. “Pero aunque hay gente que puede preferir que hayan desacuerdos y todo el mundo esté peleando, yo prefiero que haya soluciones… y que se juegue voleibol”.

Trabanco no respondió el domingo a llamadas de este medio.

Extraoficialmente, el posible acuerdo, según se supo, liberará no tan solo la contratación de refuerzos de cualquier parte del mundo, sino la participación en la liga boricua de jugadoras nativizadas como la estrella mexicana de las Changas de Naranjito, Andrea Rangel, de quien en días pasados se llegó a temer que Norceca no procesara su carta de transferencia que se hacía necesaria por estar ella ligada todavía a la federación de su país aunque resida en Puerto Rico.

En los últimos días, de paso, la liga boricua había autorizado a sus equipos a tratar de reclutar refuerzos procedentes de otras confederaciones que no fueran Norceca, e incluso equipos como Toa Baja y Caguas parecían haber contactado jugadoras europeas, con la dificultad de que con estas resultaba incierto si se lograría procesar a tiempo sus visas de trabajo en Estados Unidos.

Sin embargo, un arreglo total con Norceca, a la que pertenece también la federación de Estados Unidos, permitiría que los equipos traigan jugadoras estadounidenses, como había sido lo habitual anteriormente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*