Independientemente de la decisión que anuncie Major League Baseball en relación con el futuro de Alex Cora, Raúl Rodríguez, presidente de los Criollos de Caguas, está convencido de una cosa: “No va a cambiar ni ápice la opinión que yo tengo de Alex”.

“Siempre va a tener todo mi respaldo”, agregó Rodríguez sobre el cagüeño que fue su jugador, dirigente y gerente general con los Criollos antes de que lo nombraran para dirigir a los Medias Rojas de Boston previo a la temporada de 2018.

“Alex es un gran conocedor del béisbol, un ganador, un hombre muy analítico y trabajador que sabe tratar a la gente”, agregó.

“Y sé cómo es como persona”.

Cora, sin embargo, ya ha sido señalado por MLB como uno de los principales responsables del esquema para usar ilegalmente cámaras y otro equipo electrónico para robar las señales de los receptores del equipo contrario cuando fue el coach de banco de los Astros de Houston en 2017, cuando estos ganaron la Serie Mundial.

Como consecuencia de la investigación, tanto el dirigente A.J. Hinch y el gerente general Jeff Luhnow fueron suspendidos por un año por el béisbol de las Mayores, y de inmediato fueron despedidos por el equipo.

El comisionado Rob Manfred ha dicho que está esperando que termine otra investigación relacionada con un uso similar y expresamente prohibido de tecnología por parte de los Medias Rojas en 2018, cuando Cora los llevó a ganar la Serie Mundial de 2018, para determinar las sanciones que le aplicaría, aunque se espera que sean severas (‘harsh’).

Rodríguez cuestionó, sin embargo, la supuesta ventaja que se pudiera obtener por robar señales, aunque sea a base de un sistema metódico y consistente como se alega en los juegos locales.

“Para mí Houston ganó en 2017 porque sencillamente tenía un trabuco, y Boston en 2018 por lo mismo”, dijo.

“El béisbol es un deporte muy complejo, posiblemente el deporte en el que más estadísticas se usan”, añadió, “y el tiempo que pasa entre un lanzador recibir las señales y hacer el lanzamiento puede ser de fracciones de segundo”.

Así, dijo, “¿cómo se explica que José Altuve —campeón de bateo con .346 y MVP de 2017— bateó mucho más como visitante que como local en esa temporada?”

“Una cosa es lo que uno oye por ahí y otra distinta la que se ve cuando uno profundiza un poco”.

En efecto, el intermedista venezolano bateó .311 con nueve jonrones en 329 turnos como local y .381 con 15 cuadrangulares en 333 turnos como visitante en esa temporada.

“¿Y qué pasó con Boston en 2019, si usaron lo mismo?”, cuestionó.

Después de haber dominado la División Este abrumadoramente en 2018, Boston llegó tercero con marca de 84-78 en 2019 en la segunda temporada de Cora al mando del equipo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*